Se realizó el sorteo de la próxima fase de la Copa UEFA en la que participarán 32 representantes, entre los cuales se encuentran Macabbi Haifa y Hapoel Tel Aviv.

Dos duros compromisos afrontarán los equipos israelíes a partir de febrero del 2007 cuando se reanudé el torneo. El plantel, en el cual milita el argentino Roberto Colautti, se enfrentará al CSKA Moscú de Rusia mientras que los de Tel Aviv se medirán ante el Rangers de Escocia.

Será una ronda difícil de superar ya que los dos europeos son más fuertes que los hebreos. Son instituciones más poderosas económicamente. Por lo tanto, poseen jugadores de mayor jerarquía. Pero, el fútbol de Israel está acostumbrado, en estos últimos tiempos, a resultados hazañosos. Los oponentes conocen el crecimiento de este deporte en tierras judías y toman mayores precauciones cuando compiten con representantes de este país.

Tan solo unos días atrás, Hapoel Tel Aviv, en el cual juegan los albicelestes Javier Paez y Luciano De Bruno (lesionado), consiguió un triunfo histórico por 4-2 ante el Paris SG en Francia que le permitió quedar cerca de la clasificación. Luego, una igualdad (1-1) en su estadio ante el lánguido Mladá Boleslav de República Checa le alcanzó para finalizar tercero en el grupo G y acceder a los dieciseisavos de final.

La campaña del Macabbi Haifa fue más auspiciosa. Con 7 puntos –2 victorias, 1 empate y otra derrota- culminó en la segunda posición de la zona A, detrás del Rangers, próximo rival de su coterráneo y equipo con el cual perdió su único cotejo.

Los primeros partidos de la siguiente ronda se disputarán el 14 y 15 febrero y las revanchas una semana después. Los de Colautti serán visitantes en la ida mientras que los de Tel Aviv serán anfitriones.

La clasificación de dos equipos israelíes a una de las últimas etapas de la Copa UEFA, demuestra el progreso del fútbol en la nación judía. Ahora, los conjuntos hebreos son más respetados por sus contrincantes que son más cautelosos cuando los enfrentan. El Rangers y el CSKA Moscú saben que no deben descuidarse porque pueden ser dos nuevas víctimas del enriquecimiento de la historia de este deporte en Israel.

Anuncios