Autor: Ezequiel   Finkelberg

Las acusaciones de “ultraderechista” y “racista” junto a las “propuestas salvajes” que lo acusan de promover, convierten en Avigdor Liberman –según palabras del autor de este artículo- en una de las nuevas estrellas de la prensa judeófoba.

Nacido en la ex Unión Soviética Liberman emigro a Israel en 1978. Sirvió en Tzahal (Ejército de Defensa de Israel), ingresó a la Universidad Hebrea de Jerusalem graduándose en Relaciones Internacionales y Ciencias Políticas. Fue periodista y llegó a encabezar un diario escrito para inmigrantes rusos. Este Liberman aschkenazi y laico bien podría haber sido parte del la elite tradicional del país. Sin embargo sus ideas nunca lo dejaron: se identificaba con la derecha israelí… hasta ahora.

Luego de afiliarse al Likud, llegó al puesto de Director General del partido (1996). Un año más tarde dirigía ya la oficina del Primer Ministro. Los acuerdos de Wye Plantation bajo los cuales Netaniahu se comprometía a entregar la mitad de la histórica ciudad judía de Hebron fue demasiado para él. Se separó del partido y creó “Israel Beiteinu” intentando mantener una ideología basada en el interés nacional.

Liberman aun no comprendía -como hoy lo hace- que la dicotomía derecha-izquierda perdió su fuerza y que el nombre del juego pasaba a llamarse “conveniencia”. La transformación que Liberman realizó durante los últimos años aún le es difícil de aceptar a más de uno.

El fin de la política tradicional israelí

La realidad sea dicha: no queda mucho de la tradicional política israelí. Shimon Peres dejó el Laborismo, Ariel Sharon y Ehud Olmert el Likud; los tres juntos se fueron a Kadima. Yosi Beilin dejó el laborismo y se fue a Meretz. Peretz se fue del Laborismo creo su propio partido, y luego regresó a sus raices. Lapid abandonó Shinui y creo otro partido. David Tal estuvo en Shas, pasó por Laborismo siguió en Am Ejad hoy está en Kadima, mañana…

En medio de la falta de representatividad surgen figuras como Arkadi Gaidamak quien sólo con permitir un refrigerio a cientos de personas lejos de las bombas del fundamentalismo palestino amenaza con ganar las próximas elecciones en Israel.

Es difícil identificar cuándo comenzó todo. ¿Fueron las ideas revolucionarias de Ytzjak Rabin que llevaron al tercer asesino más grande de judíos del siglo XX a las fronteras del Tel Aviv violando sus promesas electorales? ¿O quizás fue cuando el mismo Rabin comenzó a acusar a sus oponentes de “enemigos de la paz”? ¿Fue acaso cuando el gobierno logró sobornar con un automóvil Mitsubishi al diputado de derecha Tzomet Alex Goldfarb y aprobar así los “acuerdos de paz” de Oslo 2?

Liberman Posmoderno

El Liberman modelo ‘90 ha quedado fuera de uso. Reciban al nuevo Liberman posmoderno. Atrás han quedado sus exigencias de fidelidad por parte de los ciudadanos árabes. Hoy se su proyecto se concentra en el rediseño del Medio Oriente sobre la base de la identificación nacional. Según su proyecto, toda ciudad judía (sin importar de qué lado de la línea verde que se encuentra) pasaría a formar parte del estado judío y toda zona de mayoría árabe (por ejemplo el “triángulo” al norte del país o ciertas zonas del Neguev) pasaran a formar parte de la AP. Liberman pone sobre la mesa de negociaciones cualquier parte de Israel, incluyendo aquellas reconocidas internacionalmente desde 1948.

En lo que se refiere a Judea y Samaria Liberman adopta el Pan Alón Plus presentado por Netaniahu en la década del ’90 hecho que había precipitado su renuncia en la década pasada. La plataforma de Israel Beiteinu aprueba así mismo la retirada de territorios sin hacer referencia a la necesidad de reciprocidad por parte del mundo árabe.

En lo que refiere al Golán, Liberman lo reconoce como una zona de “gran importancia”… pero su plataforma no asegura de manera clara que éste debe quedar en manos del estado hebreo.

¿Dónde está el “führer” ruso que amenaza la estabilidad de la región? Como ya dijimos: derecha e izquierda ya no son muy significativas en la arena política israelí. ¿Por qué Liberman cambió de rumbo? Quien más influyó en Liberman es el que más ha colaborado en traer la cultura posmoderna a la calle israelí: la Corte Suprema de Justicia.

Israel y su Corte Suprema

El mosaico ideológico israelí encontraba tradicionalmente su conciliación en la ética judía. Laicos y religiosos, asquenazíes y sefaradíes, encontraban de alguna u otra forma su vínculo a la cultura milenaria.

No más. La Corte Suprema de Justicia Israelí quien ve a Israel como un Estado democrático post-judío intenta establecer nuevas reglas. El último de los estudios realizados muestra que desde 1993 el 77% de los fallos de la corte son opuestos a la tradición judía. Desde 2003 la proporción se eleva al 90%. Así mismo el 94% de los pedidos de torcer el Status Quo imperante en favor de la ética occidental y cristiana fueron recibidos con beneplácito. Aquellos pedidos de convertir a Israel en un estado más cercano a su tradición fueron aceptadas sólo en un sólo 6%. Un pequeño grupo de jueces han tomado por rehén a todo un pueblo. Según el mismo informe, el 78% de las resoluciones de jueces laicos fueron en contra de los valores de la cultura judía, mientras que sus colegas de tendencia religiosa resultaron en un 56% favorables a ellas y sólo un 19% en contra. La situación es aún más grave cuando se observa que la proporción de jueces tampoco representa la composición de la población en general. Mientras aquellos que se ven así mismo identificados con la tradición judía representan el 70% de la población del país, entre los jueces este grupo sólo alcanaza un 22%.

Esta verdadera dictadura de la Corte no sólo anula leyes sancionadas en la Kneset, también decide qué políticos acusados de corrupción (falsamente o con fundamento) serán llevados a juicio y quienes no. Políticos como Sharon, Olmert y Peres entre otros, han sido misteriosamente absueltos cuando hicieron propia las decisiones de la CSJ.

Como consecuencia de varias investigaciones sobre corrupción (financiamiento ilegal de su partido para las elecciones del 1999, ayuda financiera para evitar la quiebra de

un banco con ayuda de la mafia y uso de la fuerza contra un amigo de su hijo) el 26% de la población lo considera corrupto. Nadie sabrá nunca si las acusaciones son ciertas o falsas. La CSJ se encargará de protegerlo siempre que no se ponga en medio de proyecto que ha trazado para la nación.

Conclusión

Liberman lo sabe y decidió actuar en consecuencia. El supuesto hombre de “ultra derecha” no alzó su voz mientras el gobierno de Israel destruía decenas de pueblos judíos en Gaza y el Norte de Samaria mientras expulsaba a sus dueños. Tampoco se lo escuchó cuando Olmert mandó a destruir el naciente pueblito de Amona con un saldo de 400 jóvenes y 2 diputados heridos. Las denuncias de intento de violación a una manifestante adolecente y el hecho de que la agrupación pro árabe Betzelem se pusiera a defender incluso a los “colonos” de derecha no lograron abrir la boca de Liberman. Hoy, un año más tarde, y luego de haber sostenido hace sólo 6 meses que los planes de Olmert refuerzan el terror de Hamas, Liberman se convierte en uno de sus ministros.

Al igual que los últimos cinco primer Ministros en el último lustro, Liberman llega al poder con un discurso de derecha (“eliminar a los líderes de la jihad Islámica y Hamas” y llama a la ejecución de diputados árabes israelíes que realizan encuentros con enemigos del estado) mientras prepara un programa de izquierda (acepta por ejemplo, la existencia de la Autonomía Palestina). En la misma línea se ubican algunos de los principales candidatos de su partido para las últimas elecciones: Yosef Shaguel (quien apoyó la expulsión de judíos de Gush Katif), Sufa Landber (ex miembro del Laborismo) e Israel Jazon (ex miembro del equipo de Ehud Barak).

La política israelí está sedienta de liderazgo. Mientras las ideas de particulares con poder se interpongan entre la voluntad del pueblo y sus representantes rigiéndolos a control remoto, no veremos un cambio favorable a la delicada situación geopolítica en la que se encuentra embarcado Israel y sus vecinos.

Fuente: http://www.revistahorizonte.org

Anuncios