enero 2007


hamas_terrosita.jpg

Fuente: www.itongadol.com.ar

Un portavoz del Movimiento para la Resistencia Islámica (Hamás), Fawzi Barhoum, declaró que el atentado suicida perpetrado hoy en la localidad turística israelí de Eilat, que causó cuatro muertos –incluido el propio autor–, forma parte de la legítima “resistencia” palestina y es una “respuesta natural” a las políticas de Israel en Cisjordania y la Franja de Gaza y contra el Gobierno palestino, en poder de Hamás.

“Mientras haya ocupación, la resistencia
será legítima”, afirmó el portavoz, quien añadió que los ataques contra Israel son preferibles a los enfrentamientos armados entre las facciones de Al Fatá –partido del presidente Mahmud Abbas– y Hamás. “Lo correcto es que las armas de Al Fatá se dirijan contra la ocupación y no contra Hamás”, añadió.

El atentado suicida –el primero cometido en territorio israelí desde abril de 2006– ha sido reivindicado por la Yihad Islámica y por las Brigadas de Mártires de Al Aqsa (grupo armado próximo a Al Fatá) a través de un comunicado conjunto difundido por ‘Al Manar’, la cadena de televisión próxima a la milicia chií libanesa Hezbolá.

altalena_1_t.jpg “Altalena” Un barco con armas 

    El 11 de junio de 1948 el buque “Altalena” (este era el seudónimo literario de Zeev Jabotinsky) partió de un puerto francés con 900 miembros entrenados del Etzel. En sus bodegas transportaba 5000 rifles y 450 ametralladoras empaquetadas y aceitadas, como también vehículos blindados de transporte de tropas, miles de bombas y 4 millones de balas, armamento suficiente para equipar a diez batallones.    

    Debido al atraso en la fecha de partida, el arribo del barco iba a coincidir con el primer periodo de tregua entre los judíos y los árabes y esto indujo al Comando Supremo del Etzel a consultar al gobierno de Israel y pedirle su opinión y consentimiento. Después de recibir un detallado informe en cuanto al barco y su carga fue dado el consentimiento junto con un pedido de apresurar su arribo. El ministro de defensa incluso determinó el lugar donde el barco debía atracar.

    Al mismo tiempo Beguin comenzó a negociar el reparto de las armas con el Ministerio de Defensa respecto a la distribución de armas. El Irgún exigió que un 20% de las mismas fuera adjudicada a las unidades autónomas del Etzel en Jerusalem y el resto al Ejercito de Defensa Israelí. No fue logrado un acuerdo en este sentido y fue emitido un ultimátum demandando la rendición del buque y las armas. El ultimátum  fue rechazado y en una sesión especial del gobierno interpreto Ben Gurión – quién era Primer Ministro y Ministro de Defensa – la posición del Etzel como un intento de rebelarse y ganar control del país, y decidió consecuentemente imponer los términos del ultimátum por la fuerza.

    El barco fue atacado con armas livianas y cañones y fue incendiado, resultaron muertos 17 personas que estaban a bordo. El Etzel respondió a la acusación de “Revuelta Armada” alegando que se trataba de “una conspiración de baja calaña”, un intento de vengarse de aquellos que habían sido sus rivales durante muchos años.    

    No obstante lo ocurrido no estalló la guerra civil y los sentimientos de ira y dolor que embargaron los hombres de “Altalena” no fueron un obstáculo para enrolarse al ejercito y salir a los diversos frentes de guerra a combatir a los invasores.

Fue la mayor matanza en la historia de la humanidad. Ocurrió entre 1933 y 1945 en Europa. Los responsables de semejante atrocidad creían que duraría 1000 años, afortunadamente perduró menos tiempo. Sin embargo, ese período fue suficiente para matar a 29 millones de seres humanos. La religión judía fue la que vivió este lapso con un sufrimiento más intenso; 6 millones de personas que profesaban este credo fueron brutalmente maltratadas, discriminadas, torturadas y asesinadas. Porqué un sujeto demuestra tanto encono contra individuos con otras tradiciones a tal punto que les quita la vida?, Qué hicieron las víctimas para defenderse, tenían oportunidad de resistirse?.

La masacre comienza en 1933 cuando Adolf Hitler se transforma en el nuevo líder del Partido Obrero alemán Nacional Socialista. Él fue el principal artífice del peor fratricidio sucedido en el siglo XX. A través de su poder, modificó el pensamiento de la sociedad de su país para crear un clima de hostilidad hacía los hebreos. El odio contra esta comunidad se propagó, en un principio, por la nación germana para luego expandirse por el continente europeo. Un solo hombre por medio de su diatriba y de la publicidad nazi persuadió a un caleidoscopio  de personas. El pueblo de medio oriente era considerado una “raza inferior”. Consecutivamente, actos denigrantes fueron provocados contra esta población. Las condiciones de vida se fueron deteriorando por las medidas antisemitas impulsadas por el gobierno del Tercer Reich. En 1933 son despedidos todos los judíos de la administración pública. En 1935, se les prohibe la entrada a diversos lugares. Además, el parlamento aprueba las leyes racistas de Nuremberg.

Pasaban los días y la situación empeoraba, no era fácil sobrevivir en aquella época. La angustia era interminable, se resistía como se podía. Y los recursos para subsistir eran escasos. El sufrimiento era constante, estaba sumergido en el corazón de cada hebreo. Uno no sabía en que momento iba a morir, cuanto tiempo más iba a permanecer en pie. Se establecieron los guettos que eran pequeñas ciudades enrejadas habitadas por los judíos que estaban privados de abandonarlos. En estos sitios, carecían los alimentos como los medicamentos. Muchos chicos fallecían por desnutrición mientras que los ancianos padecían lo mismo pero por problemas de salud. Un número holgado se ocultaban, como la familia de Ana Frank, para evitar ser arrastrados a los campos de concentración en donde eran asesinados en las cámaras de gas. Durante una docena de años la aprensión se estancó en el alma de cada judío.

A pesar de todas las miserias que debió soportar, la comunidad hebrea se mantuvo unida e intento defenderse de la opresión nazi. Es más que destacable la bizarría de este pueblo. Fue la etapa de mayor congoja para los judíos quienes estaban totalmente debilitados en todos los aspectos. Sin embargo, lucharon, sin contar con el armamento que poseían los alemanes, por el orgullo y la subsistencia propia. Sabían que tenían mas posibilidades de perder que de triunfar pero pelearon con mucha hombría. Prefirieron morir combatiendo en vez de rendirse a los pies de Hitler. Fue esta gallardía la que produjo que la guerra lentamente cese. Con semejante actitud, le demostraron a sus hostigadores que no les iba a ser sencillo cumplir con el plan de “la solución final”, impulsada en 1942, cuyo fin consistía en exterminar a la población que considerada una “raza inferior”. Meses después de esta decisión, empezaron las sublevaciones en los ghettos. Primero en Varsovia, donde la rebelión se perpetuó durante varias semanas, después en Treblinka y Byalistok.

La muestra de coraje fue la génesis para que el conflicto bélico, perezosamente, llegue a su epílogo. El Reich se suicidó el 30 de abril de 1945, el 7 de mayo el ejército germano se rindió. Sesenta años transcurrieron de la Segunda Guerra Mundial. Parece que una parte de la humanidad aprendió poco sobre lo que acaeció en este acontecimiento. Son frecuentes los hechos discriminatorios que aparecen en la actualidad, principalmente, en el ámbito deportivo. Jugadores que son insultados por el color de su tez, simpatizantes que entonan cánticos racistas, aficionados que entran a los estadios con banderas que contienen símbolos nazis. Los episodios de estas características se proliferan. Pero este tipo de conductas carecen de popularidad ya que es mayoritaria la gente que expresa su oposición ante estos actos. Puede suceder algo similar al holocausto?. En el 2003, George Bush contó con un escaso apoyo para invadir Irak. Sin embargo, nadie logró detenerlo. Esto, es un claro ejemplo de que cuando una persona conserva tanto poder nunca se sabe lo que va a acontecer.

Fuente: www.pilarrahola.com 

 Ni el título de este artículo ni su encabezamiento tenían la intención de fijar la lupa en Ciempozuelos, municipio que estos últimos tiempos ya ha sufrido algunos mareos en materia de corrupción urbanística. Pero la nueva y flamante alcaldesa, Susana León Gordillo, llegada al cargo por el incómodo imperativo de tener al alcalde anterior entre rejas -delitos de cohecho, blanqueo de dinero y lindezas similares-, ha decido darnos munición extra para mantener vivo el buen nombre del municipio. Y, de paso, ha dado una muestra más de hasta qué punto uno puede ser progre, ir de izquierdas por la vida, y padecer un empacho mental de aúpa. Es decir, nuevamente ha demostrado que la izquierda dogmática puede ser muy reaccionaria. El tema es la conmemoración del Día de Memoria del Holocausto y de Prevención de los Crímenes contra la Humanidad, que en España es el 27 de enero. Durante la semana se han celebrado múltiples actos de recuerdo, entre otros, el del Parlamento catalán, o el que acaba de celebrarse en el Congreso. Pero dicha señora y su consistorio han decidido reemplazar el recuerdo del Holocausto, por un día de conmemoración del “genocidio palestino”, y para adornar el evento, han organizado una sesión de música árabe. Es decir, la muerte planificada e industrial de más de seis millones de personas, incluyendo un millón de niños, arrancados de sus pueblos de Hungría, Checoslovaquia, Polonia, Italia y Grecia y enviados a los campos de exterminio, con la desaparición de dos tercios de la población judía europea, no son motivo de conmemoración para la solidaria y progre alcaldesa de Ciempozuelos. No solo eso, sino que en un alarde de inmoralidad extrema, ha cometido todos los delitos clásicos del antisemitismo: ha banalizado la Shoá, hasta el extremo de convertir en holocausto cualquier conflicto armado; ha demostrado que las víctimas judías ni le importan, ni le conmueven; ha hecho dejación de la responsabilidad histórica que todo europeo tiene en la creación de una cultura antisemita que desembocó en la solución final; lejos de impartir pedagogía contra el nazismo, lo ha minimizado hasta el delirio; y finalmente, ha demostrado una vez más que la confusión sobre el concepto de solidaridad es una preocupante pauta de comportamiento, en determinados sectores de la izquierda. ¿Solidarios? No con seis millones de víctimas judías europeas. ¿Solidarios? No con las mujeres esclavizadas del islam, ni con los niños palestinos educados para ser bombas humanas, ni con los muertos a manos de dictaduras árabes, ni con los 30.000 muertos de Hama, en Siria, o los más de 100.000 muertos argelinos, asesinados por el integrismo totalitario. Ni tan sólo solidarios con los palestinos asesinados por los propios árabes, desde jordanos, hasta sirios. O con los libaneses cristianos que los palestinos masacraron. A esta progre de manual, sólo le preocupan los que han caído bajo balas israelíes, y por supuesto, no lo enmarca en un complejo conflicto bélico, que también ha causado centenares de muertos israelíes, sino que lo tipifica de genocidio, y se queda tan ancha. Entonces, el millón de muertos que ya ha perpetrado la locura islámica del Sudán, ¿qué debe ser?, ¿un paseo? Pero claro, ¡para qué importarle, si los tanques sudaneses no llevan la estrella de David!

Lo peor es la enorme frivolidad con que algunos usan los términos más malvados de la historia, y cómo, gracias a esa frivolidad, se convierten en cómplices de su banalización, ergo, en auténticos propagadores de su maldad. Desgraciadamente, Ciempozuelos no es una anécdota, sino un síntoma que va mucho más allá de esta noticia, y que arraiga en el solapado antisemitismo que define, hoy por hoy, a una parte sustancial de la izquierda militante. Esta misma semana, en els Matins de TV-3, pudimos asistir a un cara a cara entre el profesor Xavier Torrens i Eduard Ibañez, director de Justícia i Pau, sobre el tema de la penalización de la negación del Holocausto. Dejando aparte que en realidad dicha negación ya está penada en España -artículo 607/2 del Código penal vigente-, lo más trágico fue ver a una entidad seria y bondadosa como Justícia i Pau haciendo dejación de su responsabilidad ética y pedagógica, enmarcando el negacionismo del Holocausto -propio del discurso de extremaderecha- en una cuestión de libertad de expresión. Huelga decir que la coincidencia con los planteamientos del fascismo iraní no debió de molestar demasiado al simpático de Eduard Ibáñez, de cuyas buenas intenciones no dudo, tanto como no dudo de la severa frivolidad de la postura que defendió. En el fondo de todo esto, desde Ciempozuelos hasta el director de Jústicia i Pau, pasando por el silencio cómplice de entidades como SOS Racisme -que no sienten la necesidad de decir nada, por ejemplo, cuando un país miembro de la ONU monta un congreso para saber si existió el Holocausto, y donde se pasean lo mejor del fascismo de cada casa-, en el fondo lo que late es una enorme incomodidad por simpatizar con las víctimas judías. En parte, por corrección política, paraguas bajo el que se esconde lo mejor del pensamiento débil de izquierdas. En parte, por solidaridad selectiva, peculiar ceguera de nuestro tiempo que sólo ve a las víctimas que le interesan para sus prejuicios. En parte y en todo, por fobia antiisraelí, otra patología del pensamiento, hermana gemela del antiamericanismo militante del catecismo progre. Ciempozuelos es la metáfora de una izquierda que navega sin otro rumbo que el de sus fobias atávicas, tan perdida, que, con la pancarta del progresismo, acaba siendo el paradigma del discurso reaccionario. En el fondo, puro y duro antioccidentalismo.

Despues del polémico artículo publicado por el excelente periodista deportivo de la comunidad Judeo-Argentina, Luciano, en este blog, pareciendo que los Israelíes lo han leido, sera nombrado el domingo Raleb Majadele de procedencia árabe, como ministro sin cartera en el gobierno de Olmert y no como primeramente se habia anunciado en el ministerio de Cultura y Deportes.

 Los blogueros pro israelies de España me han enviado esto: 

El ayuntamiento de Ciempozuelos, siguiendo las directrices de sus dirigentes anti-israelíes, han decidido cambiar el “Día en Memoria de las victimas del Holocausto” (27 de enero) por las “victimas del Genocidio Palestino”. Te ruego hagas llegar la carta a TODOS tus contactos esperando que les inspire a la hora de elaborar sus propios comentarios para mandárselos a esta Sra. La idea es que sepa algo a cerca de su mucha ignorancia, su mal proceder, las graves consecuencias que a ella y a ese pueblo les traerá la decisión que han tomado y, sobre todo, que sepa la postura de miles y miles de otras personas que no piensan ni actúan como ella.Esta es la dirección del Ayuntamiento:
gabinetealcaldia@ayto-ciempozuelos.org

Gracias.

Fuete: www.jaimegorenstein.com

Condiciones laborales: muy pesadas

Horarios: No existen

Sueldo: Casi inexistente.

Se necesitan hombres y mujeres de temple, capaces de renunciar a todo, dispuestos a morir en el exilio, como Jabotinsky, con solo cuatro dólares en el bolsillo, o a pasar sus últimos días en una casita de dos ambientes en un kibutz como Ben Gurion.

Se necesitan hombres y mujeres honestos y de vidas limpias y transparentes.

Se necesitan hombres y mujeres de manos encallecidas y uñas sin manicura.

Se necesitan hombres y mujeres que, a pesar que ahora no hay pantanos que disecar, hay si un país que reconstruir, y estén dispuestos a cumplir con esta tarea (mucho más difícil que la primera).

Se necesitan hombres y mujeres imbuidos de aquellos ideales que hicieron del pueblo judío una luz para el mundo.

Se necesitan hombres y mujeres fieles a nuestras tradiciones y dispuestos a dar la vida por ellas.

No importa si esos hombres y mujeres son de izquierda o derecha, religiosos o laicos, sólo importa que sean judíos fieles a su herencia, fieles al ideal sionista, fieles a su tierra y fieles a las generaciones pasadas y futuras.

POLITICOS DE ISRAEL DE AHORA ¡¡¡ABSTENERSE!!!

ISRAEL WINICKI

Página siguiente »