rivlin.jpg

  Fuente: Aurora Digital

El ex presidente de la Knéset y actual diputado del Likud Reuvén Rivlin lanzó de forma oficial su candidatura a la presidencia del Estado.

“Me pondré a la altura del desafío  y rehabilitaré la presidencia de Israel”, arrojó Rivlin como primer frase de su campaña para suceder al complicado presidente Moshé Katzav.

Rivlin, que actualmente cuenta con el apoyo de gran parte de la oposición así como también de miembros del oficialismo, se debería enfrentar nada menos que al viceprimer ministro Shimón Peres, quien corre con la ventaja de ser el candidato del primer ministro Ehud Olmert.

“Durante las últimas etapas de mi período como presidente del Parlamento me convencí del hecho de que muchos, de todas las diferentes facciones y sin considerar la afiliación política, me ven como un candidato respetable para la oficina presidencial”, dijo Rivlin.

El legislador agregó que “la presidencia está en crisis y que todos son conscientes de eso porque la situación es tan seria que se pone en duda el propósito de la institución”.

Finalmente dijo: “Creo que a pesar del golpe a la presidencia, o incluso como consecuencia de él, que nosotros los israelíes nos merecemos a un presidente con un destello en sus ojos, que cumpla su período en su oficina y esté a la altura de lo que es el servicio público que tiene que dar”.

Anuncios