Fuente: www.infobae.com

 Así lo dijo el funcionario del Departamento de Estado de los EEUU, Nicholas Burns, quien además resaltó la “muy buena relación” que existe con la Argentina y la lucha del Gobierno en el esclarecimiento de la causa AMIA Luego de mantener una reunión de una hora con el Presidente y el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, Burns disertó en el CARI (Consejo Argentino para las Relaciones Internacionales) respecto de la actualidad entre los dos países y el futuro de la globalización. Junto al Subsecretario de Asuntos Políticos del Departamento de Estado, formaron parte de la conferencia, el secretario de Estado adjunto para Asuntos Hemisféricos Thomas Shannon y el embajador de los EEUU, Earl Anthony Wayne. “Hay mucho por discutir sobre el pasado y sobre todo del futuro entre los EEUU y la Argentina”, sostuvo Burns en el inicio de su coloquio. “Sobre todo por lo mucho en común que tienen nuestros países: somos naciones de inmigrantes y forjadores de una democracia tolerante frente a todos las cosas, donde saben convivir varios religiones y nacionalidades”, agregó el funcionario. En varias oportunidades, el ex embajador de los EEUU en Grecia, remarcó la “muy buena relación” que existe con la Argentina y respaldó abiertamente a Kirchner con los avances en la investigación en el caso de la AMIA. Respecto al proceso de globalización, Burns sostuvo que es un error que las naciones se aíslen porque lo positivo que conlleva el proceso global, es realmente enriquecedor, como el intercambio de los avances tecnológicos y los logros en el ámbito de la salud. “El mundo está cambiando a pasos agigantados y a veces hasta desconocemos la realidad que tenemos en frente, por eso será muy importante combinar esfuerzos en: el cambio climático, el trabajo infantil, los carteles de drogas, el arribo masivo de estupefacientes a las calles, y por sobre todas las cosas, en el terrorismo. Dentro de los concurrentes, se destacó la presencia del ex secretario de Hacienda Juan Alemann, el diputado Jorge Argüello, el radical Jesús Rodríguez, el ex embajador en los EEUU Eduardo Amadeo y Patricia Bullrich, titular de “Unión por Todos”. A la hora de las preguntas, el ex Representante Permanente de los EEUU ante la OTAN, explicó el modo de lidiar contra el terrorismo, ahora que se ha convertido en algo más complejo que un solo frente (como fue Al Qaeda). Así, el funcionario explicó que el mundo cuenta con cinco elementos para hacerle frente a este flagelo, un quinteto que se nutre de un nexo en común: la cooperación. En primera instancia se deben reforzar las instituciones internacionales como lo es la ONU como el intercambio de información entre las agencias de inteligencia. También, será clave la contribución económica y la ayuda diplomática. Para dejar en última instancia la vía militar. Burns también aprovechó la oportunidad para remarcar el verdadero perfil de la democracia que “nunca fue una manera de hacer política conservadora”, sino más bien “radical y revolucionaria”. En relación al posible enojo de Washington respecto al consejo del gobierno argentino en la renegociación de la deuda ecuatoriana, el diplomático afirmó que “Argentina es un buen faro para el resto de las naciones en el continente”. Al ser cuestionado sobre el problema surgido con las trabas que estaría teniendo un fondo de inversión norteamericano para quedarse con el negocio eléctrico, el diplomático prefirió no adentrarse en el tema y para salir del paso se refirió al mismo como “un malentendido”. También sostuvo que “es el trabajo de los embajadores (por Anthony Wayne) promover las empresas locales. Forma parte del libre comercio. Es natural”, recalcó Burns. De esta forma, prefirió mantener en privado su encuentro con el Presidente y el jefe de Gabinete para “preservar las relaciones institucionales”. Incluso no quise referirse a la Venezuela de Chávez.

Anuncios