Fuente: http://www.perfil.com 

Estambul – Más de tres años después de una serie de atentados perpetrados por presuntos terroristas de Al Qaeda en Estambul, un tribunal condenó hoy a siete acusados a cadena perpetua.

Entre los condenados hay un supuesto confidente del líder terrorista Osama Bin Laden, un sirio llamado Luai al Saka. De acuerdo con el tribunal, los turcos condenados forman parte de una célula local de Al Qaeda.

En una serie de atentados terroristas contra dos sinagogas e instalaciones británicas en Estambul el 15 y 20 de noviembre de 2003 murieron más de 60 personas y cerca de 750 resultaron heridas.

De un total de 73 acusados, varios recibieron penas de prisión de muchos años y algunos fueron absueltos.

El sirio Al Saka, que fue detenido en agosto de 2005, habría recibido el encargo de Bin Laden para ejecutar los atentados terroristas en Turquía.

La policía turca llegó a la pista del sirio, que supuestamente planificó también un atentado contra un crucero israelí, tras un incendio en una vivienda en Antalya, en el Mediterráneo.
Para el día final del proceso la Policía y el Ejército turco intensificaron hoy drásticamente las medidas de seguridad. Según informes de prensa que se basan en fuentes del servicio secreto, Al Saka podría intentar ser liberado en el camino a la prisión.

Anuncios