campdavid.jpg   ACUERDO DE PAZ

A principios de noviembre de 1977 el presidente de Egipto Anwar Sadat sorprendió a Israel y al mundo entero informando que el estaba dispuesto a viajar a Jerusalem y pronunciar un discurso en la Knesset. El primer ministro Menajem Beguin acepto el desafio y lo invitó oficialmente. Dos días despues del informe del presidente egipcio, Beguin habló al pueblo egipcio diciendo: “vuestro presidente dijo hace dos días que esta dispuesto a venir a Jerualém, a la Knesset, para evitar que un solo soldado más egipcio resulte herido. Es esta ima decñaración impositiva y lo felicito por ello. Será un placer recibir a vuestro presidente con la hospitalidad tradicional que ustedes y nosotros hemos heredado de nuestro padre común el Patriarca Abraham. Yo por mi parte estaré dispuesto a viajar a El Cairo con el mismo objetivo. No mas guerras, paz, paz verdadera y para siempre”.

La década empezó con la guerra con Egipto, finalizó con la paz. El presidente de Egipto desde la muerte de Naser en septiembre de 1970 sorprendió al mundo entero con su voluntad de dar un discurso en la Knésset, su visita en Israel estaba vista por los israelíes como un sueño casi imposible, que se concretaba.

La constante perseciución por la paz lo llevan a Beguin a recibir el Premio Nobel de la Paz en 1978, siendo la primera vez que Israel recibe un Premio Nobel en esta categoria.

A raíz de esta visita comenzaron las negociaciones prolongadas, que llegaron a su fin en marzo de 1979 al firmarse el acuerdo de paz.

El 6 de marzo de 1979, sobre los campos de la Casa Blanca en Washington se encontraban los tres socios del pacto: El Primer Ministro de Israel: Menajem Beguin; El presidente de Egipto: Anwar Sadat y el Presidente de los Estados Unidos Jimmy Carter. Las negociaciones entre Egipto e Israel muchas veces se encontraron en un callejón sin salida, pero fue el presidente Carter quien aportó para conseguir est historico acuerdo.

En el acto estuvieron presentes mas de 1300 invitados especiales. Y la firma del tratado fue televisada a todo el mundo occidental y a Egipto.

Este acuerdo permitió a Egipto la anexación de toda la península del Sinaí y la modernización de sus fuerzas armadas. Israel por su parte consiguió ayuda económica y militar, petróleo y garantias de seguridad por parte de las fuerzas armadas de Estados Unidos.

Este acuerdo fue el primer reconocimiento árabe desde la creación del Estado de Israel.

Anuncios