Las agresiones físicas a judíos aumentaron un 45 por ciento en 2006 en Francia, según informó el Consejo representativo de las instituciones judías de Francia (Crif).

Ese incremento es interpretado como “inquietante” por el Crif, que ve el futuro “incierto” debido fundamentalmente a la actualidad geopolítica y especialmente al conflicto enquistado entre israelíes y palestinos.

Las agresiones físicas a judíos en Francia pasaron de las 77 registradas en 2005 a las 112 que se produjeron en 2006, en base a las cifras que baraja el Servicio de Protección de la Comunidad Judía (SPCJ).

Este servicio nutre su base de datos con las denuncias que recibe directamente de la comunidad judía en su “teléfono verde”, las cuales son cotejadas con las cifras de Ministerio de Interior, precisó el Crif.

El comienzo del año 2006 estuvo marcado de forma dramática por el secuestro y asesinato de Ilan Halimi, un joven judío al que sus secuestradores torturaron hasta la muerte con fines crapulosos.

Hasta marzo de ese año, las estadísticas mostraron un aumento de actos antisemitas, lo que el Crif interpreta como una “especie de mimetismo” en relación con la muerte de Halimi.

La guerra en el Líbano produjo un nuevo rebrote de la violencia contra judíos en Francia, el cual se mantuvo en septiembre y octubre, coincidiendo con los días festivos de esta comunidad, añadió el Crif.
Aurora

Anuncios