Fuente: www.adnmundo.com  

El sacerdote Luis Farinello fue a respaldar a la República Islámica de Irán junto con el polémico piquetero Luis D’Elía, frente a las acusaciones que surgieron desde la comunidad internacional por el patrocinio de actividades terroristas y el desafiante avance en materia de desarrollo nuclear. El sacerdote desestimó estas acusaciones sobre Irán y adjudicó la negación del Holocausto que hizo Ahmedinejad a “agencias internacionales”

Farinello dijo que sólo fue a esa República Islámica a “plantear un no a la guerra y a dar un mensaje de paz”. También pidió no “juzgar” a los líderes de de ese país. “Hay que venir acá y entendernos. Hay que conversar y conocer”, manifestó el sacerdote.

Farinello también fue consultado sobre qué posición tenía frente a las acusaciones que surgieron en la Justicia argentina, que emitió un fallo ejemplar en el que acusó a la primera línea de la dirigencia iraní de estar detrás del ataque brutal a la AMIA.

El cura y dirigente político relativizó esas sospechas, al igual que las palabras que pronunció el propio presidente de Irán, Mahmud Ahmedinejad, quien advirtió que el Estado de Israel debería ser “borrado del mapa”. Finalmente, justificó todo hablando sobre la situación que se vive en Irak, por la que acusó a los Estados Unidos, y la de los detenidos en la base norteamericana de Guantánamo.

“Yo solo vengo a hablar de la paz, a rezar. Al mismo tiempo que se acusa a Irán, no se dice nada de lo que Estados Unidos hace en Irak, con Guantánamo. Es espantoso”, pareció justificar el sacerdote. “En todos lados digo el mismo mensaje. El mío es un mensaje de paz y de amor”, aseguró desde tierra iraní, aunque no aclaró si transmitirá el mismo mensaje desde los Estados Unidos.

Anuncios