Fuente: http://www.povesham.com

Durante los años que precedieron a la guerra, luego de la retirada unilateral del Líbano, Hizballah se fortaleció política y militarmente e Israel perdió su poder de disuasión, sentenció un miembro de la Comisión investigadora. Mientras tanto, la manifestación multitudinaria en Tel Aviv para pedir las cabezas de Olmert y Peretz, ya está en camino.

Junto al testimonio de Shimón Peres ayer, la Comisión Winograd que investiga la ya formalmente bautizada Segunda Guerra del Líbano publicó dos testimonios más, de los primeros que se produjeron en las audiencias. Uno de los miembros de la Comisión, el general (RE) Menajem Einán, dijo que “las reglas de juego” fijadas por Israel en el norte en los años que precedieron a la guerra fortalecieron a la organización Hizballah y ayudó a su líder, Hassan Nasserallah. Según Einán, la política de autocontención de Israel fue “casi una concepción”, y conllevó la pérdida del poder de disuasión de Israel frente a Hizballah, publicó hoy el matutino Haaretz.

 Aunque el informe preliminar, previsto ahora para mediados de abril, todavía no se publicó, el acto multitudinario en la Plaza Rabin para pedir la renuncia del gobierno ya está en camino. El general (RE) Uzi Dayán, que preside el movimiento Tafnit (Viraje), ya reservó la Plaza Rabin para las fechas posibles en la segunda mitad de abril, para realizar la concentración lo antes posible no bien publicadas las conclusiones del informe.

Uzi Dayán dijo a Haaretz que el acto multitudinario será organizado por una “coalición civil” que incluya a organizaciones como las de las familias de los secuestrados, soldados de la reserva, habitantes del norte, altos oficiales e intelectuales.

También se dirigió a representantes de la oposición, entre ellos el líder del Likud, Biniamín Netanyahu, al de Meretz-Iajad, Iosi Beilin, y a los candidatos a liderar el Laborismo en lugar de Amir Peretz: Ami Ayalón y el ex premier Ehud Barak. A todos les propuso participar en el acto-manifestación. Allegados a Netanyahu dijeron que la participación de éste en el acto era “inevitable”. Los demás invitados aún no confirmaron su participación.

Anuncios