Luego del fracaso del plan de desconexión (transfer de judíos) realizado por el ex primer ministro Ariel Sharón, que despojó de sus casas a los habitantes a pesar de que el derecho le otorga al pueblo judío esas tierras, cientos de personas marcharon  hacia el asentamiento de Jomesh ubicada en el norte de Samaria, protegidos por soldados del Tzahal ante posibles ataques árabes.

Después del desalojo de mas de 90 familias Jomesh fue destruido y estos cientos de personas llamaron a la reconstrucción y por lo menos algunas familias se quedaran ahí.

Por otro lado el primer ministro Ehud Olmert permitió que se queden ahí por un período de tiempo y sino lo cumplen serán desalojados por la fuerza.

Anuncios