La alarma “Color Rojo” fue activada en Sderot y en la zona se escuchó una explosión. Algunos de los misiles impactaron en terrenos abiertos al sur de Ashkelon y algunos campos y la producción agrícola sufrieron daños. Según la Jihad Islámica, ésta es la respuesta a la Cumbre de Riad.

Siete misiles Kassam cayeron durante la mañana de hoy en el Néguev oriental. No se informó sobre heridos. La séptima, lanzada desde la Franja de Gaza, cayó en la ciudad de Sderot. Se activó la alarma “Color Rojo” y se oyó una fuerte explosión.

Más temprano cayeron cuatro misiles Kassam en terrenos abiertos ubicados al sur de Ashkelon. No hubo heridos, pero la producción agrícola resultó dañada. Uno de los misiles impactó cerca de un sitio estratégico, en la zona industrial de Ashkelon. También impactaron misiles en territorio del Concejo Regional Shaar Hanéguev.

La brigada Al Quds, el brazo armado de la Jihad Islámica, asumió la responsabilidad por el lanzamiento de los misiles. Un representante de la organización dijo que éste es un mensaje para quienes se encuentran en la Cumbre de Riad, en Arabia Saudita. El mensaje es que ninguna iniciativa de acuerdo que no respete todos los derechos de los palestinos – y en primer lugar el derecho de retorno de los refugiados – será aceptada por la organización.

Fuente: http://www.povesham.com

Anuncios