Fuente: http://www.infobae.com.ar

Lo aseguró el jefe del Cuerpo de Inteligencia del Ejército israelí, general Amos Yadlín. Dijo que ensayan una defensa para un ataque durante el verano del Hemisferio Norte. Violenta protesta contra la embajada británica en Teherán. Irán acusó a los EEUU de violar su espacio aéreo

En una comparecencia ante el Consejo de Ministros, Yadlín matizó que se trata de preparativos “defensivos” y que éstos no iniciarían un enfrentamiento.

“Lo que estamos viendo es su preparación para la posibilidad de una guerra en el verano”, en la que Irán, Siria y Hezbolláh piensan que también estaría implicado Israel, aunque no lanzase el ataque, indicó Yadlín.

El responsable de la inteligencia militar está “vigilando muy de cerca estos preparativos” porque Irán, Siria y Hezbolláh “podrían malinterpretar diversos movimientos en la región”.

Yadlín cree que, al igual que sucedió en 1967 con la Guerra de los Seis Días, podría estallar un conflicto armado aunque ninguna de las partes esté interesada en el mismo porque hay “muchos actores implicados”.

Sobre Hizbulá, afirmó que “está ocupada regenerándose”, tras el conflicto del pasado verano con Israel, porque “al igual que Siria” espera una guerra para este verano.

Israel no atacará

Por su lado, el primer ministro de Israel, Ehud Olmert, invitó el domingo a líderes árabes de la región a una conferencia de paz regional, y negó que su país se proponga atacar Líbano y Siria como parte de una ofensiva en que Estados Unidos bombardearía Irán.

En declaraciones en el curso de una conferencia de prensa conjunta con la canciller alemana Angela Merkel, que es la actual presidenta de la Unión Europea, Olmert dijo: “Quiero aprovechar esta importante oportunidad de hallarme junto a la presidenta de la UE para invitar a todos los jefes de estado árabe, entre ellos el rey de Arabia Saudí, a una reunión”.

Olmert expresó su esperanza de que un intercambio de puntos de vista con líderes árabes podría permitir eventualmente solucionar el conflicto en el Medio Oriente. Aseguró que cada parte podrá presentar sus demandas, y ningún sector intentará dictar los términos de la reunión.

La semana pasada, durante una cumbre en Arabia Saudí, la Liga Arabe renovó la oferta de un plan de paz presentado en el 2002 por el reino de Riad.

De acuerdo al plan, los países árabes reconocerían a Israel a cambio de que el estado judío se retire de todos los territorios ocupados a los palestinos, y ofrezca una justa solución a los refugiados palestinos. Olmert dio la bienvenida a esa decisión, aunque dijo que Israel no pensaba aceptar todas las partes del plan.

El primer ministro israelí también negó versiones de prensa de que Estados Unidos e Israel planean una ofensiva militar en el Medio Oriente. Según las versiones, en tanto Estados Unidos lanzaría bombardeos aéreos contra presuntas instalaciones nucleares iraníes, Israel aprovecharía para bombardear Siria y el Líbano al mismo tiempo.

Olmert desechó completamente la idea. “Se trata de un plan que desconocemos”, dijo. “Se trata de un rumor infundado, sin base alguna. Espero que nadie operará sobre la base de un rumor infundado para crear una acción que sin razón alguna nos arrastre” a un conflicto, señaló.

 
Fuente: AP y EFE
Anuncios