En 1915 se unió Sara Aronson a la iniciativa de su hermano, Aarón, quién junto a Absalom Fainberg, parientes y amigos, constituyó una red de información, al servicio de los británicos, que denominaron NILI (Netzaj Israel lo Ieshaker – La eternidad de Israel no mentirá) y que serviría de enlace entre las fuerzas británicas estacionadas en El Cairo (Egipto) y NILI en Eretz Israel, en aquel entonces parte del imperio Turco Otomano.

Las autoridades turcas, que nunca habían aceptado la inmigración judía, índice de la introducción de la civilización y cultura europea, iniciaron un programa de expulsión erradicando a los grupos minoritarios del Imperio Otomano.

Esto, sumado a la pobreza y malestar económico de los judíos en Eretz Israel, bajo el Imperio Otomano y el ingreso de ejércitos en la región,  acarreando enfermedades y epidémias, fueron los factores que terminaron por convencer al grupo que integraba NILI, de la necesidad de lograr el apoyó británico y de facilitar en toda forma la entrada de sus tropas a Eretz Israel.

Comenzó a funcionar el grupo bajo la dirección de Aarón Aronson y en ausencia de éste, Sara Aronson y Absalom Fainberg recibían las informaciones y las transmitían a su vez a los británicos en El Cairo. Para ello se acercaba, subrepticiamente, a las altas horas de la noche, un barco de la marina real inglesa a las costas de Atlit. Al entregarles esta información los ingleses abonaban este servicio y el dinero era distribuido entre los colonos para ayudarles a paliar sus urgentes necesidades .

Habiendo tomado impulso las acciones del NILI  y al transcurrir un tiempo sin noticias de Aáron, Absalom Fainberg y Iosef Lichansky, tomaron la decisión de atravesar el Sinai a efectos de restablecer el contacto y solicitar nuevas instrucciones. Ellos fueron atacados en el desierto, Absalom murió, mientras que Iosef logró huir herido.

En estas circunstancias Sara quedo al frente de la organización, ejecutando acciones de alto riesgo. En abril de 1917 viajó personalmente a El Cairo en misión secreta; visitada por un alto oficial del ejercito británico, fue advertida que no regresará al país pues tenía motivos para suponer que su vida corría peligro, pero la respuesta de Sara fue: “Debo regresar, y si se cometen errores o nuestros secretos son revelados, asumiré la responsabilidad con mi sangre y no con la de otros”.

La suerte de NILI sufrió un brusco cambio a partir de septiembre de 1917, los contactos comenzaron a realizarse por vía de palomas mensajeras. Una de ellas fue interceptada y las autoridades turcas tuvieron la evidencia de que se suministraba información al ejército británico. Poco después capturaron a Najman Belkin, a quien mediante torturas físicas y mentale, lograron arrancarle amplia información. Sara dio orden de dispersar al grupo.

El 1 de octubre de 1917, la colonia de Zijró Yakov fue rodeada por fuerzas turcas y Sara fue arrestada. Para evitar represalias hacia su familia y el Ishuv, asumió personalmente la responsabilidad de las actividades de la organización. La historia recogió que el Ishuv, temerosos y espantado, escuchó durante cuatro días los gritos desgarradores de Sara que fue sometida a tremendas torturas. Debiendo ser trasladada a la comandancia de Nazaret para continuar con los interrogatorios, solicitó de sus verdugos que se le permitiera mudar sus ropas desgarradas y ensangrentadas.

Atravesó la “Moshavá” engrillada y encadenada, contemplando por última vez el paisaje que tanto amó. La introdujeron en el cuarto de baño de su casa, donde alcanzó a escribir unas escuetas líneas a su hermano Aarón, extrajo un pequeño revolver oculto en un panel y dio término a sus sufrimientos, poniedo fin a su vida.

Fuente: Jovrot Betar Argentina

Anuncios