La situación política israelí es delicada desde la guerra con el Líbano en el 2006. A partir de ese hecho, se desencadenó en el gobierno actual una crisis importante. En escasos meses Ehud Olmert se transformó en el Primer Ministro más impopular en la historia del estado hebreo. No solo el conflicto bélico perjudicó la reputación del funcionario también las diferentes acusaciones judiciales en su contra lo empujaron cerca del precipicio. Todavía no se ha caído pero el lunes recibirá, seguramente, otra bofetada para hundirse aun más ya que la comisión Winograd entregará su veredicto.

Frente a semejante panorama desatado en junio del año pasado muchos comenzaron a pronosticar que el principal dirigente del país no culminaría su mandato. Varios aseguraron que le sería complicado comandar una nación con tan poco apoyo. Además, la mayoría de los ciudadanos solicitan su dimisión. Sin embargo, Olmert se mantuvo en el poder. Pero, el segundo día hábil de Israel de esta semana se considerará vital para la continuidad del hombre de Kadima.

El directorio encargado de analizar las aberraciones cometidas en la última contienda informará acerca de los resultados de la pesquisa. Hay una inquietud esencial con respecto a si estos sujetos recomendarán o no la destitución del Primer Ministro y de Amir Peretz, responsable del aérea de defensa. El asesor político del máximo gobernante aseguró a un medio de comunicación: “no hay ninguna duda de que todo lo que aconseje la comisión Winograd, que goza de la confianza de la población, será aplicado, incluido si se hacen sugerencias personales”. Por lo tanto, lo más probable es que el sucesor de Ariel Sharon renuncie si los jueces lo determinan. Eli Shaked, el vocero que dará a conocer el veredicto aseveró que “el informe incluye conclusiones personales”.

El 30 de abril del 2007 será un día intrínseco en la vida burocrática del Jefe de Estado. Se definirá su futuro al frente del país. Si abandona su cargo, ya hay varios candidatos que pelean por reemplazarlo. Si se salva, sufrirá un nuevo golpe que lo acercará más al precipicio.

Anuncios