Prontamente comentare mi experiencia dentro de esta conferencia judeofóbica en la feria del Libro. Mientras tanto les dejo las primeras repercusiones.

Mira Aquí el video publicado por Infobae. Escuchá Aquí la entrevista de Radio 10 a Sergio Widder.

Mira Esto para conocer la experiencia que vivió ahí Klovs del Rejunte.il

Una Charla de D´elia terminó en escándalo

Participó de la conferencia “AMIA, la otra verdad”, que debió concluir abruptamente debido a los gritos, insultos y forcejeos que se generaron entre los asistentes

“Luego de su estruendosa salida del Gobierno y de su polémico viaje a Irán, el piquetero y ex funcionario Luis D´Elía volvió a escandalizar.

Esta vez la ocasión fue la Feria del Libro, donde D´Elía participó de la charla “AMIA, la otra verdad “, que debió terminar abruptamente debido a los gritos, insultos y forcejeos que se generaron entre los asistentes.

El panel, encabezado por el piquetero y ex funcionario, estaba integrado también por el ex diputado Mario Cafiero y por el director de la Casa para la Difusión del Islam, Mohsen Ali. Unas 500 personas componían el público, en el que se mezclaban miembros de las comunidades judía y musulmana, además del público de la Feria y algunos militantes políticos llevados por el dirigente ultrakirchnerista.

Al tomar la palabra, D´Elía reiteró su tesis de que la República Islámica de Irán no tiene ninguna vinculación con el atentado a la AMIA. Contó detalles del viaje que le pagó el gobierno de Ahmadinejad a Irán, adonde fue acompañado por Cafiero y por el padre Luis Farinello, además de volver a sugerir que habría que investigar a “la derecha israelí”. Por su parte, Cafiero acusó a los testigos que declararon en la causa contra el gobierno de Teherán de ser “terroristas”.

Luego de los tres discursos (aplaudidos por menos de un tercio de los asistentes), un hombre se levantó y gritó: “¿Por qué quieren negar el Holocausto? Yo perdí a toda mi familia ahí”. Ali pidió a su gente “no contestar, porque ellos vinieron a hacer esto”, lo que generó una “guerra” de aplausos entre los que defendían a Irán y quienes pedían justicia por las víctimas de la AMIA.

El evento terminó de desbarrancarse por completo cuando pidió la palabra el presidente del Centro Simon Wiesenthal, Sergio Widder, quien afirmó que Cafiero cree en Los Protocolos de los Sabios de Sion (el libelo creado por la policía zarista para inventar un complot mundial de los judíos) y que D´Elía repite la tesis del autoatentado del neonazi Norberto Ceresole.

 

 

 

Tras estos dichos, cuatro corpulentos seguidores del piquetero intentaron sacarle el micrófono, mientras en el resto del auditorio se escuchaban acusaciones cruzadas de “nazis” y “terroristas”. El panel debió ser concluido abruptamente mientras los asistentes todavía discutían acaloradamente.”

        Agravios del piquetero D´Elía terminaron en escándalo
Fue en una conferencia en la Feria del Libro donde explicó “su hipótesis” en la causa AMIA. Volvió a acusar a la “derecha israelí que mató a Rabín” y su aparición casi termina a las trompadas
ex diputado nacional Mario Cafiero y Moshen Alí de la Casa de la Difusión del Islam, utilizaron el marco cultural para negar la pista iraní en la causa AMIA.

Unas 150 personas escucharon atentamente a los oradores, en especial a D´Elía quien durante la semana había salido en los medios a endilgar la voladura de la AMIA a grupos de Israel.

Esta vez más sereno, pero con el mismo discurso, el titular de la FTV (Federación de Tierra y Vivienda) se basó en un básico discurso para agredir tanto a los fiscales Alberto Nissman y Marcelo Martínez Burgos, como al juez federal que investiga la causa, Rodolfo Canicoba Corral.

En la misma línea, dijo que el dictamen que realizó la Justicia nacional es “poco creíble” y que la CIA, “como a lo largo de tantos años”, se encuentra tras la pista iraní.

Y fue por más. D´Elía manifestó que los viajes que realizan a la Argentina, el subsecretario de Estado para el Hemisferio Occidental, Thomas Shannon, y el número tres del Departamento de Estado norteamericano Nicholas Burns, no tienen por objetivo más que alinear a la Justicia argentina a la sazón de sus intereses.

También habló de su viaje a Irán, a partir del cual, quiso dejar en claro que la comunidad judía (que estimó en 500 mil) vive tranquilamente en Teherán en clima por demás cordial.

Por eso, para él, no habría explicación alguna para llamar “Estado terrorista” al país liderado por el díscolo Mahmoud Ahmadinejad, que ha negado en más de una ocasión el Holocausto.

Por último, el piquetero cruzó fuertemente al presidente de la AMIA, Luis Grynwald, y le preguntó si lo quería “hacer desaparecer de la vida social” y qué significaba eso.

Los disturbios

Después de la disertación poco clara de D´Elía, fue el turno de Cafiero quien dijo que en la Argentina existe un clima de “cosa juzgada” en relación a la causa AMIA.

Para el ex legislador, la Justicia acusa al régimen de Teherán de un “acto de guerra” a través de un dictamen “farragoso y repetitivo de 800 páginas, que podría haber sido escrito en cinco carillas”.

Cuando ya terminaba su disertación se empezaron a oír voces opuestas a los agravios que se fueron cosechando y el clima poco a poco se fue crispando, para llegar a su punto más álgido cuando el representante para América Latina del Centro Wiesenthal, Sergio Widder, pidió la palabra.

Fue en ese momento cuando gente del público fue cercada por unos cuarenta individuos que habían arribado de la mano del dirigente piquetero. Por suerte todo terminó en forcejeos, gritos por ambos lados y el fin anticipado de la conferencia.

Fuente: http://www.infobae.com

Anuncios