beitar1.jpg Finalmente, el ruso multimillonario Arkadi Gaydamak logró el objetivo que se propuso a principio de temporada cuando desembolsó una importante cantidad de dinero para las incorporaciones. Betar Jerusalén, uno de los equipos más poderosos y populares del fútbol israelí, se coronó campeón de la liga nacional luego de 9 años. Los billetes en este caso trajeron éxitos a diferencia de otras instituciones que gastan cifras enormes en la compra de jugadores pero no obtienen alegrías deportivas destacables. Más allá de ciertos momentos irregulares del plantel aurinegro, siempre fueron los candidatos principales para conquistar el torneo. A pesar de que restan disputarse tres fechas, el escolta Macabi Tel Aviv se ubica a diez unidades del puntero. En consecuencia, los de la capital hebrea ya son inalcanzables.

Betar Jerusalén venció a Hapoel Petaj Tikva 2-0. Su perseguidor en las posiciones también ganó. Hasta ese momento la diferencia entre ambos en la tabla era de ocho puntos. Sin embargo, el Tribunal de Disciplina decidió descontarle dos unidades a los de Tel Aviv por irregularidades financieras. Esto le permitió a su rival en la lucha por el primer puesto consagrarse campeón aunque no podrá celebrarlo en su casa en partidos oficiales porque el organismo de conducta determinó que jueguen sus próximos cuatro cotejos de local a puertas cerradas por los incidentes en el último encuentro.

Arkadi Gaydamak armó un plantel de calidad. Pero, apenas comenzada la temporada surgió el primer inconveniente. El director técnico era el argentino Osvaldo Ardiles, quien había arribado por recomendación del Presidente de la entidad a pesar de la desconfianza del ruso. El entrenador estuvo sentado en el banco de suplentes poco tiempo debido a que fue despedido por el magnate europeo. Durante la etapa que estuvo a cargo del plantel obtuvo buenos resultados, Betar Jerusalén ya era el líder del certamen. Sin embargo, los rumores indicaban que los jugadores no comprendían sus indicaciones y eran abundantes las críticas de la prensa por el flojo rendimiento de los comandados por el ex Racing. Estos factores fueron esenciales para su destitución. Fue reemplazado por Iosi Mizraji, ex arquero del club. El plantel fue campeón pero el nivel no fue superior al exhibido en las presentaciones iniciales. Entonces ¿Por qué esta persona permaneció en su cargo y no sufrió las mismas consecuencias que su antecesor?

La participación de Hapoel Tel Aviv y Macabi Haifa en la Copa UEFA, postulantes siempre a conquistar el campeonato, benefició a los de la capital del país. Ambos equipos llegaron a instancias importantes del torneo internacional por lo que se desatendieron de la liga nacional. Durante un tramo de la competencia vernácula, el Ashdod escoltó a Betar aunque no aguantó hasta el final. Mientras, Macabi Tel Aviv emergió del precipicio en las últimas fechas luego de un comienzo dubitativo. Estas circunstancias le facilitaron el sendero hacia el título a la institución de Arkadi Gaydamak.

El éxito futbolístico le será útil al dirigente europeo para su futuro político. En varias oportunidades, manifestó su deseo de insertarse en la burocracia israelí. Se rumorea de una posible candidatura como intendente de la ciudad que en los próximos días festejará sus 40 años de reunificación. Con el triunfo deportivo sumará adeptos. El desafío principal de la temporada 2007/2008 se concentrará en reunir futbolistas de jerarquía para la Copa de Campeones del continente. Por supuesto que no será sencillo. Para eso, el magnate deberá desembolsar una importante cantidad de billetes.

Anuncios