Un joven judío fue atacado por desconocidos en la puerta de su casa, en la ciudad de San Petersburgo. En la Agencia Judía informaron que los asesinos no tocaron las pertenencias del joven, y que se sospecha que se trató de un ataque antisemita. Amigos del joven estiman que los asesinos son neo-nazis.

Un joven judío ruso de 22 años de edad fue apuñalado ayer en la entrada de su casa, en la ciudad de San Petersburgo. Así lo informaron la Agencia Judía Mundial y la comunidad judía local.

Según los informes de la prensa rusa, la víctima es Dimitri Nikolinsky, estudiante de biología en la universidad local. Fuentes de la policía dijeron que “el asesinato ocurrió cerca de las 9 de la mañana. Según testimonios recogidos en el lugar, no hay pruebas que puedan mostrar fehacientemente el motivo del homicidio”.

En la Agencia Judía informaron que el joven estaba cursando el último año de estudios para su segundo título y también se desempeñaba como educador para jóvenes judíos en la filial local del movimiento Jabad Lubavitch. Dado que no le quitaron ninguna de sus pertenencias, se estima que se trata de un ataque antisemita.

Los compañeros de Dimitri relataron que el cuerpo fue encontrado por su madre pocos minutos después del asesinato. Según ellos, el asesinato fue cometido por neo-nazis. Los jóvenes, que pidieron a la prensa no mencionar sus nombres por temor a ser atacados, aseguraron que este asesinato se parece mucho a otros que sucedieron últimamente y en los cuales las víctimas fueron estudiantes extranjeros y un activista anti-fascista. Además, afirmaron que en la ciudad se vive en un clima de mucho miedo.

“Nuestro amigo Dimitri fue atacado por desconocidos, una cantidad de hombres que aún no podemos precisar. Ellos lo dejaron con una gran cantidad de cortes en el cuello. Los asesinos no tocaron ninguna de sus pertenencias”, dijo uno de sus compañeros. Otro agregó: “Estoy seguro que los neo-nazis hicieron esto. Hace dos años fue asesinado un hombre de una forma muy parecida en una calle céntrica de San Petersburgo, por oponerse al fascismo. Tiempo después, dos estudiantes vietnamitas fueron asesinados de la misma manera”.

Una empleada de la comunidad judía local dijo que, a pesar de que Dimitri no usaba kipá, “no tenía aspecto ruso y se veía muy judío. Estamos seguros que estamos ante un crimen motivado por el racismo, sobre todo porque últimamente hubo una cadena de hechos muy similares”. La mujer comentó que “Dimitri Nikolinsky era un muchacho muy tímido, de una buena familia judía. No pudo haber ningún motivo personal para que alguien quisiera matarlo. Me siento paralizada, esto le puede pasar a cualquiera de nosotros y yo no me siento segura. Todos tenemos mucho miedo”.

Fuente: Povesham

Anuncios