El complot de asesinato tiene como figura central a Mazab Bashir, un palestino de 25 años, que trabajaba para una organización internacional de médicos “Sin fronteras”. De acuerdo con fuentes israelíes, Bashir fue arrestado en Jerusalem, mientras se disponía a recolectar mas información para futuros ataques terroristas.

Bashir tenia un permiso que lo autorizaba a entrar regularmente desde Gaza hacia Jerusalem, debido a su trabajo en la organización humanitaria.

Fuentes oficiales afirmaron que Bashir realizó varias operaciones de vigilancia alrededor de la residencia del primer ministro, pero descubrió que ese edificio estaba fuertemente vigilado. Bashir tenía contactos con el Frente Popular de Liberación de Palestina y había recibido de la organización terrorista entrenamiento en el manejo de armas y ademas utilizó Internet para encontrar otras figuras de la política para tener como blanco.

Arrestado el 19 de abril en Jerusalem, no quedó claro cómo el servicio de inteligencia israelí se enteró del complot. Nadie de la organización fue autorizado de comentar sobre los detalles de la investigación.

El Director de Médicos Sin Fronteras, Duncan McLean, dijo que ‘estamos muy tristes por Bashir que estuvo trabajando con nosotros por seis años. Pero quiero decir que hacemos una distinción entre su trabajo profesional y lo que hace en su vida privada en el sentido que nuestros empleados son contratados por razones profesionales y no creo que nuestra organización deba ser responsable de cada aspecto de su vida’.

Según McLean, cada trabajador en su organización pasa un chequeo del Ejercito israelí.

Fuente: Adnmundo.

Anuncios