Discursos antiguos pronunciados por jóvenes. Esa podría ser la frase que resume la acción de grupos que dicen actuar en Capital Federal y el Conurbano bonaerense promoviendo la ideología nazi y fascista a través de publicaciones en papel y on line. Su campaña ya está llegando a las escuelas y clubes de barrio.
Estos grupos encienden una señal de alarma al reivindicar regímenes y metodologías basadas en la segregación racial y religiosa.  El fenómeno se está extendiendo y para muchos constituye una amenaza a la convivencia. En pleno siglo XXI, reivindican ideologías y versiones nefastas de la historia. El caso más conocido, tal vez, sea el de Alejandro Biondini, líder del Partido Nuevo Triunfo (PNT) de Capital Federal. En rigor, el “partido” no es tal, por lo menos en cuanto a su legalidad. Desde su creación ha demostrado su simpatía por el nazismo, al punto de festejar el aniversario del partido el día del nacimiento de Adolf Hitler (20 de abril) y utilizar el lema Una Nación, Un Pueblo, Un Líder, propio de aquél régimen alemán.  Un informe presentado este año por el Centro de Estudios Sociales (CES) de la DAIA reveló que entre 2005 y 2006 los hechos antisemitas aumentaron en un 36% y el año pasado registraron 586 sucesos, dos centenas más que en 2005.  La Juventud Nacionalista Social Argentina, perteneciente al PNT, afirma en su página web que están muy satisfechos porque “se está distribuyendo exitosamente en diversos clubes y colegios de la Ciudad de Buenos Aires y del Conurbano bonaerense” la edición de dos publicaciones de reciente edición, elaboradas por ellos: Sangre Joven, de la Sección Barrial, y Juventud Femenina Nacionalista Social Argentina.

Fuente: Informativo Daia

Anuncios