Un residente del kibutz Sde Boker en el desierto del Neguev atrapó el domingo en su dormitorio a un leopardo.  Arthur Du Mosch se despertó al escuchar los ladridos de su perro y vio a un leopardo persiguiendo a su gato en su dormitorio.  De forma instintiva, el hombre saltó sobre el leopardo, lo agarró del cuello y lo retuvo por 20 minutos en el piso hasta que llegaron los guarda-parques.  Éstos se llevaron al animal para atenderlo en el sector de veterinaria y estudiar por qué ingresó a una comunidad a comer mascotas.  Los especialistas creen que posee algún tipo de enfermedad que lo debilita para casar fieras en el desierto.

Por su parte, Arthur todavía no se explica cómo es que saltó sobre semejante animal y salió ileso de tal situación.

Fuente: Infolive.tv

Anuncios