Fuente: Memri

El mundo árabe en conjunto no ha formulado todavía una postura clara sobre los eventos en Gaza. Mientras los países árabes apoyaron totalmente al Presidente palestino Mahmoud Abbas en su lucha contra Hamas, portavoces y antiguos oficiales se han abstenido de quemar puentes con Hamas.

La misma tendencia es evidente en los medios de comunicación árabes. La mayoría de los artículos evitaron parcializarse claramente con Fatah o Hamas, llamando en ambos bandos a alcanzar un entendimiento a través de negociaciones. Sin embargo, algunos editoriales principales en la prensa han condenado severamente la toma violenta de la Franja de Gaza por Hamas, diciendo que este había dado un golpe de muerte a la causa palestina y ha destruido cualquier esperanza de resolver el problema palestino. En ellos, los escritores acusan a Irán y Siria de estar directamente involucrados en el golpe de estado en Gaza, que dicen le sirve a los intereses de estos países. También expresaron preocupación de que el surgimiento de lo que ellos han llamado el “Emirato Islámico de Hamas” amenazará a la totalidad del mundo árabe.

Lo siguiente son extractos de los editoriales principales críticos de Hamas en la prensa árabe:

Hamas ha enterrado la causa palestina y se ha convertido en su enemigo

En el diario del gobierno egipcio Al-Ahram, el redactor Makram Muhammad Ahmad escribió: “Hamas se ha asido con el poder por un tiempo en Gaza, pero le ha propinado un golpe de muerte a la causa palestina, y la ha enterrado – Sólo Dios sabe por cuánto tiempo. [Tomando Gaza, este ha] aislado a la Franja de la Ribera Oriental – algo que Israel ha querido hacer durante mucho tiempo, y ahora Hamas se lo ha dado [este logro] en una tacita de plata.

“[El golpe de estado de Gaza] también ha roto cualquier esperanza de alcanzar el acuerdo de paz en un futuro previsible, porque Hamas le ha proporcionado a Israel con evidencia en apoyar su denuncia de que no existe ningún socio palestino [con quien negociar], ya que Fatah y Hamas están ocupados con su guerra civil y no tienen tiempo para este asunto”. [1]

Talal Salman, dueño del diario libanés Al-Safir, escribió: “Palestina ha colapsado en un charco de su propia sangre, y los únicos a culpar son aquéllos que prometieron liberarla. [Los palestinos] casi han perdido su patria, y los únicos a culpar son aquéllos que empuñaron las armas para tirársela al enemigo, pero han perdido el camino. Los fedayeen se han convertido en los asesinos de sus propios camaradas en armas…

“Los palestinos se han convertido en un ejemplo de [una nación] en ruinas que ha perdido sus derechos [nacionales]. Algunos de ellos han llevado a caracterizar a otros como criminales y de estar fuera de [los límites de] la ley y la legitimidad. Los palestinos se han convertido en los enemigos de Palestina, y le han concedido una victoria a su [verdadero] enemigo – el enemigo de los árabes, de los musulmanes, y de los cristianos – a saber, Israel. Existe una muy estrecha competencia entre los palestinos y los iraquíes sobre quien será el primero en regresar a su país a la era anterior del [surgimiento] del estado [moderno], y quizás a la era antes del [surgimiento de] tribus, clanes y familias – o incluso a la era antes del [advenimiento del] Islam y de las otras religiones”. [2]

Irán y Siria están detrás del golpe de estado en Gaza

En un editorial titulado “El Terremoto en Gaza”, el editor de Al-Sharq Al-Awsat Tariq Al-Humayd escribió: “La preparación de los combatientes del Hamas… demuestra que mientras Hamas y sus líderes se lamentaban por la falta de fondos, Hamas estaba [realmente] amasando armas y municiones. Alguien le está proporcionando un financiamiento regular, y como resultado parecían estar mejor preparados [para combatir] que las autoridades legítimas.

“La fuente de los fondos es obviamente Irán. Hoy día, nadie tiene control sobre Hamas… excepto Irán, su patrocinante económico, y Siria dónde Khaled Mash’al reside. Los hilos enredados [que pasan a través de] la totalidad de la región árabe conducen a sólo dos países – Siria e Irán…” [3]

Ahmad Al-Jarallah, editor del diario kuwaití Al-Siyassa, escribió: “Por medio de la toma de Hamas a Gaza, el eje Irán-Siria ha podido destruir el acuerdo de la Meca, sabotear el proceso de paz israelí-palestino, y bloquear el papel de Arabia Saudita que se había convertido en la autoridad regional en [manejar] los puntos primordiales en el [Medio Oriente], a saber Irak, el Líbano y Palestina…

“Dejando sus aspiraciones palestinas nacionales y sucumbiendo a las políticas del eje sirio-iraní, Hamas se ha convertido como en esas bandas de espías que habitualmente le sirven a intereses extranjeros. Hamas está colocándole una trampa explosiva a la sociedad palestina con ideas destructivas, tales como el [principio iraní del] “mandato del jurisprudente” y [otros] conceptos ideológicos iraníes…

“En este caso, Hamas se ha vuelto como el Hizbullah en el Líbano. Ambos [movimientos] no tiene ningún testamento nacional [propio], sino sólo un ciego compromiso a las agendas de Irán y Siria – aun cuando arrastren el suelo palestino sobre las cabezas de [su pueblo]…” [4]

El periodista jordano Raja Talib escribió en el diario del gobierno jordano Al-Rai: “La realidad ha mostrado que aun cuando Hamas fue originalmente un [movimiento] palestino, este está ahora totalmente [comprometido] a la agenda ideológica de Teherán – en términos a su percepción del enemigo y de la lucha contra el enemigo; en términos de sus prioridades políticas; y en términos a su apoyo financiero y material. Así, Hamas está haciendo retroceder – por décadas – a la causa palestina, al desarrollo de la lucha militar y política [para palestina], y al plan de la OLP [para liberar a Palestina], para que [todos] ellos le sirvan a las necesidades de Irán”. [5]

En Al-Sharq Al-Awsat, la ex ministra de educación kuwaití Ahmad Al-Ruba’i criticó el apoyo de Irán y Siria a Hamas, y dijo que los actuales horrores en Gaza le recordaron las escenas de la guerra de 1948:

“No deberíamos sorprendernos si Khaled Mash’al pronto sostiene una conferencia de prensa en Damasco o Teherán para anunciar la liberación de la Ribera Oriental. [Después de todo], el hombre tiene extensas conexiones en la región, y el movimiento del Hamas disfruta de concesiones económicas y logísticas en la región.

“No se sorprendan si declara una ‘victoria divina’ en todos los territorios [ocupados], unan los dos estados palestinos, y es elegido como el nuevo presidente palestino. [Entonces], quizás transferirá algunos de las instalaciones nucleares iraníes a Ramallah y emulará al Sansón Bíblico, [quién dijo] ‘Permítanme morir con los Filisteos’.

“La visión de las madres palestinas que salen de la [Franja de Gaza] con sus hijos [vía] el cruce Erez… es la misma vista de las madres palestinas y sus hijos que salen del campamento Nahr Al-Bared [al norte del Líbano], y es la misma imagen igual a la de las madres palestinas y sus hijos que fueron obligados a dejar sus pueblos y hogares después del establecimiento del estado de Israel en 1948”. [6]

El Emirato Islámico de Gaza amenaza a la totalidad del mundo árabe

En su editorial “El Terremoto en Gaza”, Tariq Al-Humayd escribió: “Lo que está sucediendo en Gaza, y el surgimiento del emirato islámico del Hamas allí, sólo puede describirse como un terremoto, y no sólo para los palestinos… El impacto de este emirato islámico sobre nuestro mundo árabe no será como el [causado por] el surgimiento del Emirato del taliban, [ya] que es más peligroso, al punto dónde este [amenazará] la seguridad árabe.

“Se sabe bien que las corrientes islamistas no creen en el concepto de un estado, y que su batalla contra los regímenes árabes es una batalla a largo plazo… El emirato de Hamas será una fuente de inspiración espiritual para los grupos islamistas [en la región], y un punto de reunión para todos los interesados en las actividades armadas…” [7]

El intelectual egipcio Ma’moun Fandy igualó a Hamas con un virus de la computadora que amenaza destruir al mundo árabe. Él escribió en Al-Sharq Al-Awsat: “Los musulmanes deben entender que el emirato de Hamas es un modelo que los islamistas apuntan implantar en todos sus países. [Ellos quieren] que todos nuestros países se conviertan en entidades de dos cabezas, con un gobierno islamista [junto al] gobierno del estado. Todos los países árabes que cabalgan en dos caballos al mismo tiempo – el nacional y el islamista – llegarán inevitablemente a una encrucijada en el cual cada caballo irá en una dirección diferente. Las dos piernas [en las cuales descansa el país] se separarán, y el país se dividirá en dos, [tal como está sucediendo ahora con los palestinos:] una pierna en Gaza, y la otra en la Ribera Oriental.

“Para usar una metáfora del mundo de la programación, la región árabe es como una computadora con 22 directorios, simbolizando los 22 países [árabes]. Si un virus ataca a uno de los directorios, el programador debe borrar ese directorio [junto con] el virus, para que este no infecte los otros directorios y destruya toda la computadora.

“Nos enfrentamos ahora con un peligroso virus, en la forma del Emirato de Hamas. Un síntoma [anterior] de esta infección fue el Hizbullah en el Líbano, y vemos algunas señales de este también en Egipto y Argelia – especialmente desde que el virus madre, la Hermandad Musulmana, ha existido en Egipto por décadas, en toda su potencia…” [8]

Anuncios