Es evidente que en Líbano es tiempo de nuevas políticas. Así pues, muchas gracias PM Siniora por permitir que los ciudadanos libaneses y el mundo crean, durante todos estos años, la falacia de Hezbollah: que el país no necesitaba un ejército, o un gobierno serio sino uno teocrático como el que ellos desean instaurar.

 
 Gracias Siniora, por la debilidad de sus discursos y acciones ante los radicales que envenenaron y dividieron, aun mas, a la ciudadanía libanesa, fracturándola y haciéndole creer que mientras tengamos una “unidad sagrada y bendecida por Allah”, todos los problemas se resolverán como por arte de magia y sin necesidad de una sociedad organizada en la que no cuenta el progreso y la modernidad y que aun así, la historia nos juzgará bien por nuestras acciones. Que no necesitamos rentas ordenadas, un presupuesto racional o cualquiera de esos conceptos económicos -horriblemente- occidentales, puesto que nuestro amor, lealtad y dignidad por la ·”unidad sagrada” no se alterara, aun viviendo debajo de los escombros y los restos de aquel que un día fue nuestro país.

 
¿Para que quisiéramos una nueva y naciente economía como la que estábamos logrando hasta la locura que desato Hezbollah en su pasada guerra “de liberación” contra Israel y cuyos resultados y desastre hicieron que volviéramos a “cero”.? Aunque ya no cuenta eso. Según Hezbollah, jamás se debilitara nuestro espíritu nacional y nuestra resolución para “liberar Palestina para los palestinos” y para demostrar al mundo que por esa degradante y delirante idea,”Líbano termino reducido a polvo”.

 
En sus tendencias megalómanas, como gente poco inteligente e intolerante, desean probar al mundo que la fe islámica es un gran elemento motivador para una mejor forma de vida y que nuestra irresponsabilidad en obstaculizar sus deseos y acciones llevarían a que el país se incendie en una guerra civil (¿?). Cuando la realidad indica que lo han hecho por los últimos 40 años y han alcanzado la perfección en cuanto a la destrucción de nuestros propios recursos y estructura nacional.

 
Gracias también Primer Ministro Siniora, por permitir que la Nación que otrora fue cuna del alfabeto, la cultura y el comercio, ahora haya establecido lazos sólidos con socios como Irán y Siria –regimenes marginales en el concierto de las naciones libres- que proveen a nuestro país de cientos de millones de dólares al año, claro que en armamentos y cohetes que van a manos de los “honorables resistentes”. Con amigos como ellos, seguro no necesitamos de nadie en esta “confundida comunidad internacional”, menos aun, de las calamidades de los pervertidos países occidentales que centran sus políticas en la democracia y en el crecimiento para mejorar  la vida de sus ciudadanos.

 
Muchas gracias Siniora, por permitir que Hezbollah se burle de todo el pueblo libanés exaltando sólo a los hombres chi’itas como los únicos valientes y capaces de defender al país dándoles la potestad que les dio <puesto que no hizo nada para impedirlo>, para hacer una guerra que llevó al desastre y la decadencia de las instituciones, un desastre del que aún no se recupera.

 

De todas formas, gracias por dejar que nos impongan la idea que nosotros no necesitamos un ejército regular. Después de todo, Líbano es la Suiza del Oriente Medio -aunque no lo es desde la transparencia y la organización, como tampoco desde las libertades individuales  y la democracia- claro que Suiza es un país que se ha caracterizado por su neutralidad, Líbano no podría hacer lo mismo, “pues seria una enorme traición a los objetivos de la UMMA que usted esta representando” ¿Cómo se liberaría Palestina si adoptáramos esta “cobarde modalidad occidental” de ser neutrales? “No podríamos traicionar el sueño de Nasrallah sobre la liberación de Palestina, aunque los palestinos que no fueron asesinados y lograron huir de los terroristas del Hamas estén pidiendo desesperadamente asilo y ayuda a esa entidad a la que denominan sionista aquellos que desean destruirlo a usted tanto con al Líbano

 
Pero los libaneses somos tan organizados, elegantes, cultos, viajados y poliglotas que no podríamos ser neutrales como esos desorganizados y feos suizos. Nosotros teníamos un ejército de salón al que exhibíamos pero nunca utilizábamos. Somos tan inteligentes y sagaces que siempre empleamos a milicias como la OLP,  Amal -dirigida por Nabih Berri su actual Vocero del Parlamento, quien desea derrocarlo desde los últimos 14 meses-, y ahora tenemos a Hezbollah para que luche “nuestras” guerras de liberación de Palestina. No esta mal.  Ahora también podrá contar con Haniyeh en Hamastan. Al final, el es el hermano de Nasrallah en la UMMA y en este desorden generalizado, no cuenta que uno sea sunni y el otro chi’ita.

 
Definitivamente Usted, Señor PM Ministro Siniora es inteligente, equilibrado, sobrio y elegante. Salvo que nunca se ha a puesto a pensar con seriedad en las consecuencias de sus acciones. Los líderes, Nasrallah, Berri, Hoss, Karame, Frangieh, Aoun. Son tan inteligentes que por décadas mandaron a matar a su propia gente. Curiosamente, después de 40 años de guerras, descubrieron que debía reinar la “unidad nacional”, claro que lo hicieron solamente cuando estaban con “el excremento hasta sus ojos”.

 
Lo malo de esto es que no lo hayan descubierto ni pensado, ni hayan hablado sobre esa unidad sino desde el último año. ¿No deberían haberlo hecho hace 30 años atrás? Estoy seguro que nos habríamos ahorrado mucho dolor, destrucción, exilio y muerte.

 
También le agradezco PM Siniora, no hacer nada mas que hablar para evitar que nuestros hombres y mujeres ancianos en el final de su existencia, vivan días miserables y dependan de la ayuda de su familia pues no poseen un régimen de retiro y pensión, ni seguro social después de haber trabajado toda su vida, por no mencionarle la perdida de sus posesiones terrenales en la ultima guerra desatada por los “resistentes” habiendo tenido que marcharse de sus pueblos y aldeas solamente para dedicarse a huir a pie y convertirse así en los eternos desplazados dentro de su propio país gracias a las acciones de los “honorables resistentes de “la sagrada unidad””.

 
Asimismo, gracias por permitir ocultarse en nuestros barrios y pueblos a los enemigos y terroristas de Fatal Al-Islam enviados desde la frontera Siria y que llevan asesinado a los hombres del ejercito libanés por mas de 60 días.

 
No quisiera ser injusto con Usted y le agradezco también por salvar la ropa y no hacer el ridículo en sus últimos discursos diciendo que este grupo no tenia que ver con Al Qaida, sino que venia desde Damasco, un gesto de valor rescatable en Usted en sus reuniones con Zapatero y Moratinos. A propósito de estos personajes ¿Usted, responsablemente cree en lo que le han dicho en Madrid? ¿Cómo puede aceptar tanta porquería disfrazada de ingenuidad en las palabras del Presidente Zapatero? ¿El hablara con Bachar Al Assad para pedirle que no interfiera en Líbano? Casi no puedo seguir escribiendo por el shock Si no fuera tan trágico para nuestra gente cuya sangre es la que se derrama, me daría risa.

 
Gracias también PM Siniora, por permitir que se envenene el pensamiento de miles de niños musulmanes libaneses con una ideología nefasta cuyos estándares se condicen con las SS de Himmler  y no con la sociedad civil de un país normal. Mientras que otros niños de la Umma están gozando de sus vacaciones escolares de verano en las playas como ocurre en Kuwait o Qatar por ejemplo.

 
Gracias por preparar el país tan organizadamente para la venganza que Usted sabía que vendría como resultado de sus “elegantes e irresolutas” acciones de gobierno. Gracias por que nosotros, desde el otro lado del océano comprendimos que en Líbano las palabras no significan nada, que los acuerdos y los diálogos nacionales de unidad y comprensión no son dignos del papel en el que se escriben, y que aun así, seguimos amando y lucharemos por cambiar ese país que usted conduce “con demasiada corrección política”.

 
Gracias por ayudarnos a entender como la gente puede vivir en un país tan anormal,  donde se habla y descubre después de 30 años de muertes absurdas que la Unidad Nacional debe ser lograda -Usted debió haber gobernado para que esto no ocurra de esa manera- antes de la destrucción y la guerra de 2006, no después. No sirve encontrar la fuerza solamente después de derrota, ni resulta útil el diálogo luego de la muerte. Lo inteligente practico y moderno es hacerlo cuando las personas están con vida y no sobre la destrucción y el hedor de los cadáveres.

 
Gracias también por la ridícula medida que su gobierno se prepara a tomar quitando del calendario festivo cristiano los días Jueves y Viernes Santos, este dislate sólo puede ser entendido en el marco del plan existente por “descristianizar mas aun el Líbano” y acercarlo más a la Umma sin lugar a dudas.

 
Usted habla de que continuaremos en la búsqueda de la unidad y el progreso. ¿Continuará también permitiendo que desde Líbano se siga pensando liberar Palestina para restaurar la dignidad de la Umma? ¿Debemos seguir escuchando hablar de la “victoria sagrada de Hezbollah en 2006”?. ¿Por qué permite que eso siga sucediendo?

 
PM Ministro Siniora, no engañe a quienes le apoyan en la comunidad internacional, deje de lado sus propias dudas, acérquese a toda Europa, a EE.UU., siga el ejemplo de los países Árabes inteligentes haga la paz con Israel, no tenga temor, ello hará grande, democrático, libre y moderno al Líbano y a usted un Primer Ministro patriota.

 
No habrá solución para el Líbano en la “sagrada unidad” de la que hablan los radicales y totalitarios. Usted sabe como los islamistas miden la victoria o la derrota y ello no es en términos de territorio perdido o ganado, ni en términos de batallas militares perdidas o ganadas, ni tampoco en términos de edificios, ciudades y aldeas destruidas, menos aun en números de muertos y heridos o en el esfuerzo que llevará la reconstrucción, ni en los escalofriantes números de los que emigran en busca de lugares más normales para vivir. Pero parece que “No”. Ningunas de esas cosas importan en esta vida para “la gente inteligente que gobierna el Líbano”, o para sus socios árabes.

 
Lo único que importa a los líderes se relaciona con el poder, cuánto más alto es el nivel de poder que obtengan mas se impone el sueño de la UMMA, de restaurar la dignidad árabe y de liberar Palestina.

 
¡Eso, es en definitiva por lo que estamos muriendo y por lo que se destruyo nuestro país!  ¿Cree Usted realmente que esas cuestiones valen la destruccion del Libano y la muerte de sus hijos?
 

 
PM Siniora, sus acciones hablan por Usted, no confunda apoyo a las Instituciones de la democracia y la libertad por parte de la sociedad civil libanesa y las Organizaciones de la Diáspora con apoyo personal hacia Usted. Esta usted haciendo mucho para perderlo. Excúseme, creo que me he convertido en “un fiero y exigente occidental…” Después de todo; esto terminará algún día…

 George Chaya *

georgechaya@periodistas-es.info

Copyright 2007

*George Chaya es Analista Político Internacional y especialista en contraterrorismo y conflictos religiosos, experto en Oriente Medio y conferencista Titular por la International Consulting in Politics Affaires on  Middle Eastern and Hispanic América uno de los Think Tank mas reconocidos de América Latina, es Consultor y  asesora  Gobiernos de América Latina en materia de Oriente Medio
Fuente: GENTIUNO.COM / porisrael.org
Anuncios