La Cancillería israelí manifestó su preocupación por lo que considera una campaña de “colonización” iraní en América latina que se expresa, fundamentalmente, en los lazos de Irán con el presidente Hugo Chávez y en la cantidad “astronómica” de diplomáticos persas en embajadas latinoamericanas. En un idioma diplomático pero que no dejó lugar a dudas, fuentes de la cancillería expresaron a Clarín su preocupación por la posibilidad de que parte de los diplomáticos iraníes en América latina estén dedicados a tareas alejadas de la diplomacia, como la formación de células terroristas que estén listas para actuar a partir de una orden de Teherán. La fuente de la Cancillería señaló que la experiencia argentina, en la que –según determinó una investigación del fiscal Alberto Nissman y posteriormente corroboró el Juez Canicoba Corral– diplomáticos iraníes habrían tomado parte fundamental en los atentados contra la Embajada de Israel y contra la sede de la comunidad judía (AMIA), en 1992 y 1994, era motivo claro para temer una “conquista” iraní del continente latinoamericano. En octubre de 2006, la Justicia argentina pidió a Interpol que elevara un pedido de captura internacional contra siete iraníes junto a Imad Mughniyeh, líder de la unidad de la Jihad Islámica en Hezbollah y responsable de sus actividades en el exterior. La fuente de la Cancillería señaló además que por años los servicios de seguridad israelíes manifestaron que las zonas fronterizas entre Paraguay, Argentina y Brasil eran focos de la actividad terrorista iraní y de Hezbollah. Irán, mientras tanto, abrió embajadas en Nicaragua (donde envió 30 diplomáticos), Ecuador y Chile e incrementó los lazos comerciales con las visitas de altos oficiales gubernamentales. Además, Teherán amplió sus misiones diplomáticas en Venezuela, Uruguay, México y Colombia. El gobierno dice también estar preocupado por la “alianza estratégica” entre el presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad y su par venezolano, Hugo Chávez. En los últimos dos años, Chávez estuvo seis veces en Teherán y el iraní viajó dos a Caracas.

Fuente: Micro Informativo de Noticias DAIA

Anuncios