De Zeev Jabotinsky

No digáis que no existe
La sangre de nuestro padre macabeo
Ya que tres gotas de esta sangre
se mezclaron en la sangre mía.

Esta del color del Kineret
La otra como nieve, y la tercera oro
Sobre la bandera, sobre la cinta
Sobre la cabeza y el corazón

Bandera de libertad, trabajo, pureza
Bandera de la Generación constructora
No temas: vive la juventud
Vive y está despierto el Jasmoneo

Porque celeste es el cielo,
Alto, el horizonte, y valiente
Siempre te elevarás, ascenderás
Con el espíritu hacia el infinito

Siempre encontrará nuestra alma
Saber, belleza, pureza
Y saldrá pronto nuestra santidad
La verdad que es nuestra doctrina.
Bandera de libertad, trabajo, pureza
Bandera de la generación constructora
No temas: vive la juventud
Vive y está despierto el Jasmoneo
Blanco es el sudor de la frente,
La que crea y la que construye
Ella plantará semilla eterna
En el campo y en la huerta.

De las arenas surgirán cedros
De las rocas saldrá el trigo
Construirá frente a la burla y a la destrucción
La patria de Israel
Bandera de libertad, trabajo y pureza…

El oro es la luz del sol
Que irrumpe tras la noche
Siempre luchará contra el ayer
Y la explotación de Israel

Al pobre, al extranjero, al esclavo
En todo país y en toda generación
Traerá la luz como ofrenda
Luz de justicia, luz y libertad
Bandera de libertad, trabajo y pureza…

Pero hay otra gota, una gota
que no conocimos hasta ahora.
No está sobre la bandera,
Está en el corazón y es roja

Cuado surja el enemigo desde la emboscada
Entonces nos levantaremos y proclamaremos
Vive la juventud, vive la espada
Vive la sangre macabea
Bandera de libertad, trabajo y pureza.

Anuncios