El Mayor General del Comando Central Gadi Shamni decidió que los 12 soldados que se rehusan a participar en el desalojo de judíos del mercado de Hebrón serán juzgados y no podrán participar en ningún puesto de combate en el futuro.

Dos de los 12 soldados que anunciaron que se niegan a participar en el desalojo son comandantes de unidades.

Shamni dijo que la decisión se basa en que el Ejercito de Defensa de Israel continúa obedeciendo las ordenes del poder político.

Los soldados iban a ser colocados en un tercer circulo de seguridad en Hebrón y el desalojo propiamente dicho sería llevado a cabo por tropas de la Policía de Frontera.

Se informó que al menos 10 soldados dieron parte de enfermo y se ausentaron y dos de ellos informaron que no obedecerían las ordenes.

El gobierno israelí anunció que desalojará en estos días el mercado de Hebron, mientras los judíos de la ciudad aducen que se trata de propiedades judías confiscadas en 1929 por árabes tras la masacre de decenas de judíos.

Algunos medios informan que el desalojo se llevará a cabo entre esta noche y mañana.

Padres de los soldados que tienen programado tomar parte de la evacuación organizaron una protesta frente a la base militar donde estan sus hijos con carteles ´Hijo, no expulses´, dando un claro apoyo a su proceder.

Shalom Ajshav felicitó al Ejercito por la medida y su director Yariv Openheimer dijo que ´el Ejercito no puede tolerar que se rechazen ordenes, debemos ser duros con estos casos´.

Por otro lado la organización Mujeres de Verde, dijo que ´Apoyamos a los soldados que rechazan prohibir que haya judíos en Hebrón´.

Fuente: El Reloj

Anuncios