En la historia del fútbol no son muchos los jugadores israelíes que lograron ser reconocidos internacionalmente. En un país con escasos habitantes y que no es potencia en este deporte a nivel mundial es difícil que surjan con frecuencia aquellos futbolistas denominados “diferentes”. Pocos se animarían a discutir que uno de ellos fue Haim Revivo. Dejó una huella importante en su tierra como en las ligas extranjeras donde jugó. También, en la selección nacional. Su debut fue en Bnei Yehuda y luego pasó por dos de los equipos más grandes de Israel: Hapoel Tel Aviv y Macabbi Haifa. En el 96, arribó como un desconocido al Celta de Vigo de España. Sin embargo, se transformó en unos de los ídolos de la institución. Después de varios años, fue transferido al Fenerbahce de Turquía en donde fue campeón aunque luego de un tiempo porque ya no era tenido en cuenta lo traspasaron a su principal rival, el Galatasaray. En el 2004 regresó a su casa para retirarse en Ashdod. Actualmente, colgó los botines para ponerse el traje de presidente en este mismo club.

La prensa en Israel te considera uno de los mejores jugadores de la historia y la gente también. ¿pensás que sos uno de los mejores de Israel en la historia del fútbol?

Yo creo que hay mucha gente que cree que yo soy el mejor jugador de Israel y hay gente que cree que otros. Yo creo que hice lo mejor para ser el mejor jugador y lo conseguí por cosas, por campeonatos que he ganado, por ser capitán en algunos equipos y por triunfar en otros países pero no solo como futbolista sino como una persona que viene de un país pequeño y tiene que ser no solo un jugador sino que un hombre que representa a un país pequeño.

Jugastes en el Macabbi Haifa y de repente en 1996 llegastes al Celta como un desconocido.

Sí, como un desconocido, por una cinta de video que mandaron ahí a Vigo y me ficharon.

Hemos notado que en este último tiempo ha crecido el fútbol israelí ¿a que se debe este crecimiento?

Yo creo que en estos últimos dos años no ha crecido bastante, está dando pasos atrás. En el mundo se creen que Israel está dando pasos adelante por resultados pero yo creo que por el futuro no tenemos como tuvimos hace muchos años unos jugadores talentosos como tendría que haber y espero que cambie. Lo que pasa es que está muy difícil la cosa en Israel como para hacer una liga como en Turquía, por ejemplo, que ha crecido en estos últimos diez años por poner mucho dinero en la liga y por traer unos jugadores de nivel A. Y en Israel no podemos hacerlo porque aquí hay que pagar muchos impuestos por los jugadores que están llegando a Israel y los que vienen a Israel son de un nivel B y es un poquito más difícil hacer una liga mejor. Pero, hay algunas cosas que cambiar para traer algunos jugadores de nivel A así podemos llegar a un nivel mejor de lo que estamos ahora.

Fuistes una de las estrellas de los años 90 del fútbol israelí también junto a Eyal Berkovich, quien hizo una gran carrera en Europa. ¿Cómo ves, quizás, al referente del fútbol israelí actual, Yossi Benayoun? ¿Cómo ves su carrera? ¿Va a seguir creciendo? ¿Ha llegado a su techo?

Yo creo que Yossy Benayoun está dando pasos pequeños pero seguros y yo creo que está en el buen camino no solo como jugador sino como persona. Yo creo que el jugador empieza de la persona misma. Él está haciendo las cosas y está demostrando que es una buena persona. Eso lleva a mejorar y lo está haciendo muy bien. Ahora, está en Inglaterra. Yo creo que Yossy va a triunfar en Inglaterra y en otros países.

¿Benayoun es el jugador que promete más a futuro en Israel o hay otros que son interesantes también?

Ahora Yossy Benayoun es nuestro futuro del país pero seguro que hay algunos también que van a llegar al nivel alto, no se si como Yossy Benayoun. Tenemos otros jugadores pero depende de ellos. No puedo decirle a alguien que va a ser ahora un mejor jugador si todavía no demostró en la liga.

¿Qué opinás de los jugadores argentinos que están en este momento en Israel como Colautti y otros?

Siempre me gustaron más los argentinos que de otros países porque los argentinos, como dicen, son hombres. Puedes ir con ellos a la guerra, por eso siempre quiero argentinos. Lo que ocurre es que Argentina está muy lejos y hay que ir a la Argentina a ver jugadores y no siempre se traen a los mejores. Pero, yo siempre prefiero a los jugadores argentinos.

Vos jugastes en Europa en la época del 90 en la cual el conflicto en Israel estaba álgido, fuerte. ¿Cómo fue la experiencia de representar a Israel o ser un israelí en Europa por aquellos años?

A veces era muy difícil explicar lo que estaba pasando. Si eres de Israel tienes que explicarle a la gente. Lo que ocurre es que siempre miran por televisión la guerra y los problemas de ahí. Está el problema de los israelíes con los palestinos y eso había que explicarlo y a veces había dificultades pero siempre tenía la suerte de estar ahí y ponerme enfrente de la cámara y decir lo que tenía que decir por defender a mi país porque era lo más importante. Como jugador, si estás jugando bien, la gente no pregunta que está pasando en tu país, lo que pasa es que tenía que explicarlo para defender a mi país.

Anuncios