Por NESTOR IKEDA

The Associated Press

WASHINGTON —

Venezuela es el único país de América Latina donde en el último año se han notado “algunos esfuerzos” del gobierno para limitar la influencia de los grupos religiosos en ciertas áreas geográficas, sociales y políticas, dijo el Departamento de Estado en un informe difundido el viernes.

Pero, el informe 2007 sobre la libertad de religión en el mundo sostuvo que el gobierno del presidente Hugo Chávez “generalmente ha respetado” el derecho a la religión en el periodo estudiado y atribuyó a “razones políticas” su retórica contra personas o grupos religiosos.

En los demás países, incluso Cuba, la situación no ha variado con relación al informe previo, agregó.

Hizo notar, sin embargo, que en Cuba como cuestión de rutina continuaban en un “nivel bajo” las condiciones sobre los derechos humanos y “algunos regliosos que criticaron el totalitarismo del gobierno en sus sermones fueron objeto de intensa hostilización”.

El informe es elaborado anualmente por el Departamento de Estado por mandato del Congreso y sirve como referencia a los legisladores para sugerir acciones de política exterior al gobierno.

La secretaria de Estado Condoleezza Rice hizo notar que su difusión coincidía con la celebración en Estados Unidos y el resto del mundo del Ramadán o mes de ayuno de los musulmanes y el Rosh Hashanah o año nuevo judío.

Según el informe, muchos misioneros han expresado “preocupaciones” sobre el alto número de rechazos por Venezuela a los solicitantes de visas por motivos religiosos o de renovación de las existentes, así como demoras intencionales en los procesos burocráticos.

En abril de 2007 un grupo de estudiantes de la Universidad Adventista del Séptimo Día salió del país luego que el gobierno estableció que no tenía el permiso necesario para proveer cuidados médicos a indígenas en el estado de Bolívar.

Misioneros estadounidenses de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Ultimos Días (mormones) no retornaron al país en el periodo cubierto por el informe debido a dificultades para recibir visas

El Departamento de Estado dijo que el gobierno de Chávez ha realizado esfuerzos “motivado por razones políticas” para limitar la influencia de la Iglesia Católica y grupos de misioneros en ciertas áreas sociales y políticas.

Dirigentes de varios grupos religiosos han hecho notar que desde la reelección de Chávez en diciembre de 2006, “el gobierno se ha mostrado menos abierto al diálogo”.

En enero de 2007, el gobierno declaró su intención de retirar la licencia de transmisión a la red NCTV, una estación de regional católica. Le jerarquía eclesiástica llegó a un acuerdo con el gobierno mediante el cual NCTV continuaría operando en los estados de Zulia y Carabobo pero retornó al estado el control de otras frecuencias que ya red ya no usaba.

El informe dice que Chávez se ha involucrado “en numerosos ataques personales retóricos” con los obispos católicos y les ha pedido no comentar temas políticos.

Chávez, miembros de su gobierno y medios de prensa oficialista también “han promovido” el antisemitismo mediante comentarios que crearon incomodidad social. Se ha dado también un aumento de vandalismo, caricaturas, expresiones callejeras, intimidación y ataques físicos contra instituciones judías.

 Fuente: http://www.elnuevoherald.com

Anuncios