La doctora en filología catalana Pilar Rahola felicitó al presidente argentino Néstor Kirchner por cumplir con la petición que ella y los familiares de la AMIA le habían exigido hace tiempo y dijo estar sorprendida por la actitud de compromiso del mandatario.

El Presidente reclamó ayer al gobierno de Irán que “respete la jurisdicción de la justicia argentina” y colabore en la investigación del atentado contra la sede de la mutual judía AMIA, ocurrido en 1994, en el que murieron 85 personas y por el que están acusados varios ex funcionarios iraníes.

Creo que sería mucho soñar esperar algo así, no va a hacer ni caso”, destacó la periodista española y advirtió que éste será “un nuevo episodio de vergüenza de la ONU” por haber dejado participar a un mandatario que no dialoga y aboga por un gobierno homofóbico y antisemita.

“Irán es una dictadura y las dictaduras no dialogan, no se someten a las leyes democráticas y no respetan el orden internacional”, consideró Rahola, al participar del programa Cada Mañana, que emite Radio 10.

Además, consideró la presencia de Mahmoud Ahmadinejad en la Asamblea Anual de la ONU como una derrota. “Yo no le habría dado altavoz; me parece una burla a la libertad de expresión que nunca debe confundirse con la libertad de agresión”, expresó.

La intelectual, que fue vicealcaldesa de Barcelona, consideró que el presidente de Irán tuvo “libertad de insulto o para hacer apología de la violencia”, y aclaró que esto “es una burla a las víctimas y al Estado de Derecho y a la libertad de expresión”.

“Ahmadinejad no podría haber hablado en una universidad alemana o francesa. Él hizo apología de la homofobia, del antisemitismo y del machismo más irredento. Eso es delito en mayoría de países. Pero en el mundo anglosajón se pone la libertad de expresión por encima de todo”, concluyó.

Infobae

Anuncios