Un grupo de ultraderecha se enfrentó con otras facciones que intentaban abortar la manifestación. Al menos 80 personas fueron arrestadas por los incidentes de violencia que tomaron toda la capital checa.

Un grupo de neonazis que trataba de realizar una marcha por el barrio judío de Praga se enfrentó el sábado con agrupaciones que intentaban detenerlos, y al menos 80 personas fueron arrestadas en incidentes de violencia en toda la capital checa.

 

La policía decomisó varias armas, entre ellas una pistola de aire, hachas y palos, mientras los extremistas trataban de llegar al barrio judío, dijo el vocero policial Ladislav Bernasek.

Al menos seis personas, entre ellas un policía, recibieron lesiones en la cabeza, dijo la vocera del servicio de rescate de Praga, Jirina Ernestova.

La marcha fue programada un día después del aniversario de la Kristallnacht, la noche de los cristales rotos, cuando en 1938 los nazis atacaron sinagogas, residencias y negocios judíos en Alemania y parte de Austria.

Las autoridades prohibieron la marcha y unos 1.400 policías fueron destacados en la capital, entre ellos agentes con equipo antimotines y policías montados. Equipados con vehículos blindados y cañones de agua, terminaron por sellar la mayor parte del barrio.

En un fuerte enfrentamiento en el centro, alrededor de dos docenas de neonazis fueron atacados por personas que dijeron estar en la calle para impedir la marcha, dijo Bernasek.

Cerca de 50 extremistas de izquierda atacaron a pedradas a la policía en otra área.

En total fueron detenidas unas 80 personas en toda la ciudad, entre ellas 10 extremistas de izquierda de habla alemana, armados con palos, dijo Bernasek.

Dirigentes judíos y políticos checos condenaron la marcha, calificándola como un insulto a las víctimas del Holocausto.

Cientos de judíos y otros se reunieron en el barrio para recordar la masacre nazi, protestar contra la marcha e impedir, si fuera necesario, su recorrido por el área.

 
Fuente: AP

extraido de infobae

Anuncios