El primer ministro ordenó al Shin Bet y a los juristas que se ocupan del tema, comenzar a elaborar una lista de 450 presos palestinos a ser liberados por el soldado israelí Guilad Schalit, secuestrado en 2006. Ello supone una flexibilización del criterio de “sangre en las manos”, e incluiría a terroristas que hasta ahora no hubieran podido jamás ser incluidos.

El primer ministro Ehud Olmert se decidió en favor de la flexibilización de criterios para liberar presos palestinos, en la pregunta de quién es un “terrorista con sangre en las manos”, con el fin de posibilitar la confexión de una lista de 450 presos palestinos exigidos por el Hamás a cambio del soldado Guilad Schalit, secuestrado en la Franja de Gaza desde el verano de 2006.
Así, Olmert adoptó las posturas de Ofer Dekel, encargado de las negociaciones por la liberación de Schalit, y se opone a las del Shin Bet, que advirtió que tal medida fortalecerá al Hamás.
La decisión fue tomada en una reunión entre Olmert y altos funcionarios y oficiales de las fuerzas de seguridad. En la reunión se decidió también exigir más garantías para la liberación de Schalit a cambio de una primera tanda de presos. Al parecer, a partir de la flexibización, podrán ser incluidos en la lista presos del Hamás que, hasta el momento, Israel se negaba a liberar.
Una fuente gubernamental dijo que “hasta ahora hemos presentado posturas muy coherentes en el tema, pero entendimos que hay que flexibilizarse si queremos avanzar. El Hamás también deberá flexibilizarse para llegar a un trato, y esperamos que lo entienda”.
Hace una semana y media, un miembro de la Oficina Política del Hamás, Muhamad Nazel, explicó al diario israelí en árabe A-Sinara, editado en Nazaret, que “Hamás sigue firme en su intención de mantener a Guilad Schalit con vida. Lo mantendremos con vida para intercambiarlo por el número más grande posible de presos palestinos. No lo hicimos prisionero para matarlo ni para entregarlo gratis”.
Nazal agregó que “Schalit no será liberado, a menos que Israel acepte las exigencias presentadas por el movimiento Hamás”. Al ser preguntado dónde están paradas ahora las negociaciones, dijo: “Los contactos se interrumpieron cuando empezaron los últimos ataques contra la Franja de Gaza”.

Fuente: Povesham

Anuncios