El presidente de la comunidad judía en Venezuela, Abraham Levy Benshimol, aseguró que la vinculación diplomática que mantiene Hugo Chávez con su par iraní Mahmoud Ahmadinejad genera “zozobra”
El dirigente comunitario, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), explicó que la preocupación del sector que encabeza se debe a que Ahmadinejad “es un notorio y abierto enemigo” de Israel, país con el que los judíos venezolanos mantienen “vínculos históricos, espirituales a incluso familiares”.Benshimol señaló también que existen focos antisemitas en medios oficiales de radio y televisión: “Provienen de programas transmitidos en el canal oficial Venezolana de Televisión, en la Radio Nacional de Venezuela y en la emisora YVKE Mundial”, detalló.

Además, aseguró que hay periódicos afines al Gobierno que tienen una posición antisemita, como el diario VEA y el portal de noticias Aporrea.org.

Para Israel, el acercamiento de Venezuela con Irán es el movimiento político más preocupante en relación a las comunidades judías de América Latina, según dijo a AJN Amos Hermon, dirigente de la Agencia Judía (Sojnut).

También la Liga Anti Difamación se pronunció al respecto: acusó a Chávez de antisemita y criticó su alineamiento con “países y movimientos islámicos radicales que son una amenaza para Israel y el mundo judío”, como Irán.

El presidente de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV) destacó que en los nueve años de gobierno de Chávez la comunidad judía logró dos entrevistas directas con el mandatario, aunque también tuvo acceso a importantes funcionarios que formaron parte de la gestión oficial, como el ex vicepresidente, José Vicente Rangel, y el ex ministro de Defensa, Raúl Baduel.

Sin embargo, consideró que los reclamos realizados en ocasiones de ataques antisemitas “no han tenido eco” en el oficialismo.

“Este gobierno tiene la dificultad de no establecer puentes con importantes sectores del país como los productores y la Iglesia, y la comunidad judía no es la excepción”, sostuvo.

Respecto del allanamiento al Club Hebraica de Caracas, realizado en noviembre pasado, la comunidad no recibió respuesta por escrito a los pedidos de explicaciones. La Justicia local investiga si existió alguna irregularidad o exceso en el operativo policial.

Por último, Benshimol remarcó que la comunidad judía de Venezuela, integrada por al menos 12 mil personas, “aspira a continuar viviendo en condiciones dignas de respeto a su condición minoritaria, como ha sido siempre una de las características más positivas de la sociedad venezolana”.

Fuente: Infobae
Enviado por Beba
Anuncios