La organización judía internacional advirtió que si el ex piquetero busca desviar la investigación del atentado a la AMIA, el gobierno deberá reaccionar “inmediatamente”. Hombres de estrecha confianza de D´Elia manejarán una nueva área del gobierno de Cristina Fernández.
La organización judía de derechos humanos Simon Wiesenthal sugirió que el gobierno argentino deberá reaccionar “inmediatamente” si el ex piquetero Luis D´ Elia o su gente “intentan incidir en la causa AMIA para desviar la investigación”, luego de que se confirmara la creación de una nueva comisión especial de tierras en manos de sus hombres.
El representante del Wiesenthal para América Latina, Sergio Widder, dijo a la Agencia Judía de Noticas (AJN) que “ojalá” la gente de D´Elia se ocupe de las condiciones de vivienda de los sectores más desfavorecidos, “porque mejorar la calidad de vida de los ciudadanos es de interés colectivo”, pero sostuvo que el gobierno deberá intervenir si el controvertido dirigente social busca incidir en la causa AMIA.
El ex piquetero lideró la Subsecretaría de Tierras durante el mandato de Néstor Kirchner, pero fue expulsado en noviembre de 2006 por su respaldo a Irán en el caso del atentado contra la AMIA que en 1994 dejó 85 víctimas.
Según quedó oficializado ayer, la Comisión Nacional de Tierra Social, que reemplaza a la dependencia que manejaba D´Elia, estará a cargo de hombres de su confianza, como Rubén Pascolini, quién encabezará la comisión.
Al respecto, Widder recordó la “escandalosa” participación que D´Elia realizó hace algunos meses en la Fería del Libro, cuando llamó a “investigar a la derecha judía” por el ataque a la AMIA.
El representante para América Latina lo acusó de intervenir “con su prédica antiimperialista e independentista” en asuntos del estado argentino “representando intereses de otros países” y señaló sus vínculos con Venezuela y con Irán.
D´Elia, por su parte, manifestó su apoyo al gobierno de Hugo Chávez en el conflicto diplomático surgido con Colombia tras el asesinato de 17 guerrilleros de las FARC por parte de militares colombianos en territorio ecuatoriano.
La organización judía internacional condenó las declaraciones “incendiarias” del presidente venezolano Hugo Chávez, que, identificó al país con “el Israel” de Sudamérica. “Chávez ya se ha pronunciado anteriormente en apoyo a otros grupos terroristas, como Hezbollah, que fue señalada como responsable del atentado a la AMIA y goza de la protección de Irán, un aliado privilegiado de Venezuela”, sentenció el director de relaciones internacionales Shimon Samuels en un comunicado.
El Wiesenthal remarcó que “si Colombia es el Israel de la región, Chávez toma partido por el terrorismo” y advirtió que el mandatario “ha incorporado el antisemitismo en su política de estado”.

Fuente: Agencia Judía de Noticias

Anuncios