En una entrevista realizada por Carolina Alcalde, joven periodista venezolana quien publicó el mes pasado en el Diario El Nuevo País, la idea de Rodolfo Schmidt, “Venezuela camino a ser un país forajido”.

El presidente Chávez se ha hermanado con el lejano y peligroso gobierno de Irán. Entre ambos existirían múltiples intereses, pero uno de ellos ya ha prendido alarmas mundiales: el posible tráfico de uranio venezolano hacia el programa nuclear iraní. Rodolfo Schmidt explica los intríngulis de este explosivo caso que amenaza con que Venezuela reciba el calificativo de país forajido.

Rodolfo Schmidt, periodista de larga trayectoria, catalóga de forajidos a los gobiernos de Mahmoud Ahmadinejad y el presidente Chávez. Sostiene que existen versiones según las cuales Venezuela saldrían cargamentos de uranio rumbo a Irán, situación que actualmente llama la atención de diversos factores de poder en el mundo. Schmidt fue el director del Diario de Caracas, actuó como corresponsal de Reuters Latin en la ONU y fue uno de los fundadores de Veneres. Actualmente sus textos son seguidos por decenas de miles de lectores vía Internet.

¿Qué puede decir en cuanto a ese supuesto uranio que estaría en la frontera venezolana y que se está convirtiendo en una tema conflictivo internacionalmente?

– Existe uranio en casi toda la Sierra de Perijá. Eso se sabe desde los años setenta, luego que se hizo una exploración mas o menos acuciosa que abarcó desde el Macizo Guayanés, los Llanos centrales, la Sierra de Perijá y Amazonas. Allí se registraron los yacimientos básicamente en áreas de granito, pero las nuevas tecnologías permiten extraer uranio con relativa facilidad de piedras areniscas

Ese es el caso de parte de las haciendas donde se encontraron yacimientos significativos de uranio en piedras areniscas. Debe tomarse en cuenta que desde 1960 el uranio en Venezuela ha sido secreto militar y así siempre se ha tratado.

Si ya se sabe que hay uranio en Venezuela aunque sea de forma soterrada, ¿Cuál es ahora la novedad noticiosa?

– En Venezuela no existen estaciones de refinación pero en Irán sí. Con exportar material que se parece mucho aluminio en la forma y el color, ellos pueden procesar y lo convierte en uranio hasta metálico y las fuentes de inteligencia dicen que desde Puerto Ordáz, Edo. Bolívar, muchos de los cargamentos que salen señalados en los manifiestos de embarque como aluminio, son realmente mineral de uranio.

¿Hay posibilidades de que la Organización Internacional de Energía Atómica aplique sanciones a Venezuela por las posibles colaboraciones que estaría dando a Irán?

– En teoría si, porque Venezuela es firmante de la convención y es miembro de la Organización Internacional de Energía Atómica, pero siempre ha sido muy renuente, primero por lo del secreto militar y segundo porque no le importaba a nadie. Supongo que ahora estará mas atenta, hay tecnología que detecta donde hay el mineral. Pero no ha evidencia de que hay procesamiento del mineral para convertirlo en combustible nuclear.

¿Cuál es la intención de Venezuela en la aumento de las relaciones bilaterales con Irán? Esos acuerdos de cooperación energética, realmente buscan crecimiento del país o forman parte de una campaña antiimperialista que lleva el presidente Chávez?

– Si te vas a Chicago de los años 30, ves que los forajidos de este se aliaban con los del oeste para controlar los juegos, el whisky y todo tipo de delitos. Es exactamente lo mismo, aquí no hay cuestión de ideología, son bandas de forajidos tanto de Ahmadinejad como el de Caracas (Chávez). Forajidos internacionales.

Fuente: El Nuevo País

Publicado el 12 de abril del 2008

Anuncios