En una marcha para reclamar por un supuesto desalojo, militantes del régimen chavista pintaron esvásticas y dañaron un edificio considerado patrimonio cultural. Un grupo de personas encabezado por el intendente de la municipalidad Guaicaipuro, Alirio Mendoza, causaron daños en las fachadas de la Gobernación de la ciudad de Miranda, ubicada en el centro-norte de Venezuela, y del Consejo Legislativo, informaron medios venezolanos. Armados con plantillas y pintura roja y negra, los manifestantes chavistas dañaron la fachada de la Casa Amarilla, rayaron la cruz esvástica que identifica al nazismo y escribieron mensajes contra el actual gobernador. La protesta fue en el marco de un reclamo por un supuesto desalojo de misiones por parte de la gobernación. “Radonski no te equivoques, la próxima vez que arremetas contra las misiones vamos a venir a tomar la Casa Amarilla para convertirla en una aldea bolivariana”, amenazó airado el alcalde del municipio Guaicaipuro, Alirio Mendoza, al gobernador de Miranda. “El pueblo cobrará con su voto lo que está ocurriendo aquí en Guaicaipuro, con está acción no me están ofendiendo a mí, sino al pueblo, esta casa se llama Francisco de Miranda”, indicó luego el gobernador Capriles. El gobernador de la ciudad atacada recordó que sus bisabuelos fueron asesinados por nazis. “Que Dios los perdone porque no saben lo que hacen. Quisiera saber si ese tipo de daños se puede hacer en Miraflores. ¿Cuántos presos no hubiera hoy? ¿Cuántas bombas se habrían lanzado?”, se preguntó. En horas de la tarde, un grupo de vecinos de las calles Guaicaipuro y Bolívar procedieron, en compañía del gobernador, a reparar los daños provocados a la fachada de la casa.

Fuente: Infobae

Anuncios