occidente


En su discurso desde la ONU, el Presidente de Israel, Simon Peres, alertó que el país islámico tiene por objetivo instaurar una hegemonía religiosa y dividir a la región acabando con las oportunidades de paz.


El apoyo iraní a Hizbollah divide Líbano y el respaldo a Hamas separa a los palestinos y pospone el establecimiento de un estado propio, denunció Peres en su intervención ante la Asamblea de Naciones Unidas.

El mandatario israelí denunció que desde esa misma tribuna de la Organización de Naciones Unidas (ONU) un día antes, el jefe de estado iraní, Mahmud Ajmadineyad, hizo “oscuras acusaciones” basándose en el libelo de los “Protocolos de los Sabios de Sión”, en “un intento de revivir uno de los más feos complots de la historia”.

Ese texto, ahora considerado falso y publicado en 1900, describía un plan judío para dominar el mundo, e Israel considera que fue origen de la matanza de miles de sus ciudadanos.

El Presidente iraní declaró que “un pequeño grupo de personas embusteras llamadas sionistas dominan una parte importante de los centros financieros y monetarios, así como de los centros de toma de decisiones políticas de algunos países europeos y en Estados Unidos”.

Peres denunció que Irán continúa desarrollando enriquecimiento de uranio y misiles de largo alcance y que la Asamblea General y el Consejo de Seguridad de la ONU tienen la responsabilidad de “prevenir una agonía antes de que se produzca”.

“El terrorismo no resuelve ningún problema, nunca lo ha hecho y nunca lo hará”, subrayó el presidente de Israel.

Alertó que los dirigentes de Irán pretenden hacer al mundo “ingobernable”. “Si se permite a pequeños grupos de asesinos amenazar a masas inocentes, el mundo no tendrá orden ni seguridad”, precisó.

Mientras, señaló, Israel seguirá buscando la paz con Líbano, Siria y el mundo árabe.

En cuanto a las conversaciones de paz con la Autoridad Palestina, dijo que hoy están a mitad del camino y no tiene sentido volver atrás.

Respecto a la crisis financiera internacional, consideró que puede haber sucedido porque “somos ricos y ligeros con los fondos y pobres y lentos con las ideas”.

El futuro no está en manos del petróleo o el oro, sino que la educación y la investigación son la llave del futuro, dijo.

Fuente: Elreloj.com

Anuncios

Aunque Condoleezza Rice sigue insistiendo en que la creación de un Estado Palestino traerá seguridad a la región, los acontecimientos de estas últimas semanas no permiten pensar que se vaya a alcanzar fácilmente la calma y la estabilidad con la única creación de tal estado. En la actualidad Occidente continúa en un callejón sin salida, ejecutando políticas que no van a solucionar el problema del conflicto árabe-israelí, pero que son publicitadas como el camino de la victoria de Occidente sobre el fundamentalismo islámico en la guerra contra el terror. De hecho, el conflicto árabe-israelí en sí – el punto central y muchas veces único de la política norteamericana u occidental hacia Oriente Medio – se articula en la confrontación global contra el terrorismo encarnado por Ben Laden y aquellos a quien Europa aún financia con millones de euros desde la UE.

 

Las tendencias del mundo de hoy, la globalización, la tecnología, el secularismo y fundamentalmente el deseo universal de los seres humanos de vivir en libertad y participar en los asuntos públicos no son susceptibles de ser derrotadas por los fundamentalistas islámicos que anhelan restaurar tradiciones del siglo VII. El fundamentalismo, independientemente de lo que se escuche en la calle árabe o en la prensa occidental adicta a ella, es rechazado por los musulmanes moderados y no podrá afianzarse en esta época ilustrada en la que todas las religiones se encuentran en retirada frente a los avances de la ciencia y la tecnología. La salvedad reside en que el fundamentalismo islámico se impone por la fuerza. La grave amenaza que representa el fundamentalismo islámico no es tanto el atractivo de su ideología, sino el potencial que tiene eventualmente con medios destructivos para tratar de imponerse mundialmente.

 

La historia es infalible; desde tiempos inmemoriales, todos los conflictos internacionales y regionales han tenido repercusiones en Oriente Medio. Observando la historia de la región desde 1870 a la actualidad, son claramente identificables ciclos recurrentes y similares. Por complejas razones que tienen que ver con la relación religión-gobierno y sus estructuras políticas, sociales e históricas, la historia de la zona se caracteriza por una alternancia entre períodos de calma y otros de inestabilidad y profunda decadencia, estrechamente ligados y paralelos a la alternancia en el juego de poder que parece definir el tono y reflejar el conflicto entre los dos frentes de siempre: Occidente y Oriente. 

 

Por tanto, la denominada batalla “por ganar los corazones y las mentes” de los musulmanes de todo el mundo que algunos en Occidente quieren librar es una batalla inútil, porque la media de las personas, incluida la gran mayoría de los musulmanes, no quieren vivir bajo los dictámenes del fundamentalismo islámico y sus oligarcas. Todos sabemos, y es de sentido común, que si a los seres humanos se les brinda la posibilidad de elegir, nunca eligen ningún tipo de opresión. 

 

La verdadera batalla a nivel global es, por desgracia, fundamentalmente militar, y activa-preventiva, antes que ideológica o económica. 

 

En otras palabras, mientras a los fundamentalistas islámicos se les neutralice la capacidad de atacar y realizar matanzas a gran escala como las del 11 de Septiembre, Atocha, Londres, Bali u otras tantas, hay poco que temer del futuro. La causa fundamentalista estará perdida por definición. 

 

Por tanto, sin restar importancia al tema y aunque a corto plazo puedan causar mucho daño aún, a largo plazo la turbulencia no es eterna, solamente temporal, cíclica y demostrada a través de la historia. Siempre que se cumplan las condiciones que históricamente se han cumplido, que no son precisamente las de sentarse a esperar que pase la turbulencia o dar discursos buenistas mientras las capitales europeas se despiertan cada mañana con una célula desactivada nueva, en el mejor de los casos.

 

Fuente: Diario de America

El presidente de la comunidad judía en Venezuela, Abraham Levy Benshimol, aseguró que la vinculación diplomática que mantiene Hugo Chávez con su par iraní Mahmoud Ahmadinejad genera “zozobra”
El dirigente comunitario, en declaraciones a la Agencia Judía de Noticias (AJN), explicó que la preocupación del sector que encabeza se debe a que Ahmadinejad “es un notorio y abierto enemigo” de Israel, país con el que los judíos venezolanos mantienen “vínculos históricos, espirituales a incluso familiares”.Benshimol señaló también que existen focos antisemitas en medios oficiales de radio y televisión: “Provienen de programas transmitidos en el canal oficial Venezolana de Televisión, en la Radio Nacional de Venezuela y en la emisora YVKE Mundial”, detalló.

Además, aseguró que hay periódicos afines al Gobierno que tienen una posición antisemita, como el diario VEA y el portal de noticias Aporrea.org.

Para Israel, el acercamiento de Venezuela con Irán es el movimiento político más preocupante en relación a las comunidades judías de América Latina, según dijo a AJN Amos Hermon, dirigente de la Agencia Judía (Sojnut).

También la Liga Anti Difamación se pronunció al respecto: acusó a Chávez de antisemita y criticó su alineamiento con “países y movimientos islámicos radicales que son una amenaza para Israel y el mundo judío”, como Irán.

El presidente de la Confederación de Asociaciones Israelitas de Venezuela (CAIV) destacó que en los nueve años de gobierno de Chávez la comunidad judía logró dos entrevistas directas con el mandatario, aunque también tuvo acceso a importantes funcionarios que formaron parte de la gestión oficial, como el ex vicepresidente, José Vicente Rangel, y el ex ministro de Defensa, Raúl Baduel.

Sin embargo, consideró que los reclamos realizados en ocasiones de ataques antisemitas “no han tenido eco” en el oficialismo.

“Este gobierno tiene la dificultad de no establecer puentes con importantes sectores del país como los productores y la Iglesia, y la comunidad judía no es la excepción”, sostuvo.

Respecto del allanamiento al Club Hebraica de Caracas, realizado en noviembre pasado, la comunidad no recibió respuesta por escrito a los pedidos de explicaciones. La Justicia local investiga si existió alguna irregularidad o exceso en el operativo policial.

Por último, Benshimol remarcó que la comunidad judía de Venezuela, integrada por al menos 12 mil personas, “aspira a continuar viviendo en condiciones dignas de respeto a su condición minoritaria, como ha sido siempre una de las características más positivas de la sociedad venezolana”.

Fuente: Infobae
Enviado por Beba

Tras la muerte del lider Archi-Terrosrista Moughnie, y las amenzas de lider del Hezbollah Hazan Nasrala. Israel advierte a sus embajadas en el mundo y a las intituciones judias, como asi tambien a los aviones y barcos, que esten alertas ante una posible represaria.

Se evalua la posibilidad de secuestros de Israelies tanto que esten en Israel ahora, como afuera. Tambien la posibilidad de ateques terroristas en representaciones israelies en el mundo.

Moughnie era un de los terroristas mas buscados, por sus atetanto realizados contra Israel, Norteamerica y la comunidad judia en el mundo, entre ellas la Argentina.

En el caso de Argentina Moughnie esta acusado de perpetrar en 1992 el atentado contra la embaja de israel en dicho pais y en 1994 contra la sede de la mutual comunitaria judia, AMIA.

Por este motivo la comunidad judia de argentina solicito al gobierno que se redoble la seguridad en las intituciones comunitarias y se preste mayor atencion en los puertos fronterizos, entre otras cosas.

Desde la justicia argentina a traves de la cancilleria se solicitaron a Interpol y Siria, informes que confirmen oficialmente la muerte de Moughnie.

Warum?”, se preguntó el venerable rabino, asiendo el brazo del joven SS, que iba a matar a un niño. El chico hacía contrabando, en el gueto de Varsovia, y el soldado lo había descubierto. Años más tarde, el padre de Marek Halter explicó esta anécdota a Primo Levi, quien la narró en su extraordinario libro “Si esto es un hombre”. La respuesta que el soldado dió al rabino, marca a fuego la memoria de Europa, y define la esencia de la maldad: “Hier ist kein warum” (aquí no hay ningún porqué). Es decir, el mal no necesita respuestas, pero, sobre todo, no necesita ninguna pregunta. No había un porqué, y huérfanos del porqué, mataron a millones de personas. Si Hannah Arendt descubrió, en el proceso contra Eichmann, que el mal era banal, años antes un rabino había descubierto que ni tan sólo tenía un motivo. Y la ausencia de motivo era la raíz más profunda del horror.

Esta semana se han celebrado múltiples actos en recuerdo de las víctimas del holocausto. Después de décadas de olvido, la ONU instauró un día para el recuerdo, el 27 de enero, y desde entonces se rinde tributo a los dos tercios de la población judía europea, desaparecidos en la shoah. Familias completas, niños, adultos y ancianos, pueblos enteros con sus historias de siglos, sus médicos, sus maestros de escuela, sus panaderos, sus músicos, todos convertidos en humo. La historia de la humanidad está llena de genocidios, y, como dice la Torá, el mal (llamado allí Amelek), cambia de cara, pero el holocausto es el primer intento industrial de exterminio masivo, y casi consigue llegar a su objetivo.

Siete mil personas, ligeros como espectros, quedaban en Auschwitz cuando “hicieron su aparición cuatro jóvenes soldados soviéticos a caballo”, relata Levi. Y sigue Marek: “Se sorprendieron visiblemente al descubrir, en una bruma de nieve, esa inmensidad blanca, dominada por chimeneas negras y rodeada de alambradas, tras las que unos esqueletos humanos se movían en medio de un silencio ensordecedor”… Restos del naufragio del holocausto, los pocos sobrevivientes fueron la voz de la memoria. Esa memoria, estos días, ha tenido su expresión en múltiples actos, y en Barcelona, de la mano del escritor Marek Halter, hemos conocido a un niño que pudo huir del gueto de Varsovia con su padre, dejando atrás el recuerdo de toda su familia asesinada. Fundador de SOS Racismo en Francia y luchador por la paz en Oriente Medio, Marek es, en carne propia, la expresión de la palabra hebrea “nabí”, traducida históricamente como profeta. Nos decía, en el acto del Instituto Francés que tuve el honor de presentar: “Nabí significaría el que grita palabras”, es decir, aquel que usa el verbo para conseguir el bien. Y desde ese verbo luchado, este judío polaco nacionalizado francés nos recordó que “cada niño que nace, ya estuvo en la ladera del monte Sinaí”, y por tanto se compromete con las Tablas de la Ley.

Gritar palabras, ese es el combate en los tiempos de las espadas…

Este artículo sólo tenía vocación de tímido homenaje a las víctimas del holocausto, convencida de la culpa que todo europeo tiene en el horror que desembocó en Auschwitz. Pero el BNG me obliga a un pesado y antipático añadido. Fruto de la empanada mental que determinados grupos de extrema izquierda padecen, este partido impidió que el Parlamento Gallego aprobara una declaración institucional de condena del nazismo y en memoria de las víctimas. En coherencia con otros actos de corte antisemita – como la persecución a un militante, Pedro Gómez Valadés, porque había fundado una Asociación cultural de amistad con Israel-, el BNG consiguió lo imposible: alinearse con la extrema derecha. Será que los extremos se tocan. Y será que, en nombre de una pretendida solidaridad con los palestinos, hay partidos de izquierdas que desprecian el horror nazi, que no sienten ninguna piedad por las víctimas judías y que son los culpables de la banalización actual del holocausto. Más allá de las simpatías de cada cual con los protagonistas de un sangrante conflicto que dura décadas, el conflicot de Oriente Medio, los millones de europeos asesinados son víctimas puras, y su desprecio es una vergüenza lacerante. En fin. Un motivo más para creer que determinada izquierda llega a tal nivel de dogmatismo que acaba siendo cómplice de los sectores más reaccionarios de la historia. Lo dijo un diputado del BNG: “Nuestros amigos son Irán, Libia y Venezuela”. Todo queda dicho.

Fuente: http://www.pilarrahola.com

La Agencia Judía (Sojnut) había denunciado que el establecimiento es el “mayor distribuidor de literatura antisemita” del país.
Mykola Golavatiy, rector de la Academia Interregional de Dirección de Personal (MAUP), la universidad más importante de Ucrania, aseguró que el antisemitismo “es un concepto inventado por los científicos”.
En una entrevista brindada al diario Haaretz, Golavatiy dijo que en la casa de altos estudios que encabeza hay cientos de judíos, pero consultado acerca de algunas actitudes agresivas contra la comunidad, afirmó: “El antisemitismo no existe, es un concepto inventado por los científicos”.
La Agencia Judía (Sojnut) aseguró que MAUP es la mayor productora y distribuidora de literatura antisemita en Ucrania.
Según Amos Hermon, director de la Sojnut, la universidad “no solo es el principal centro productor de material antisemita, sino que lo distribuye en varios idiomas por todo Europa Central y Oriental”.
La MAUP es una red de escuelas privadas ucranianas que agrupa a más de 50.000 estudiantes
Para los judíos e israelíes que monitorean el antisemitismo en el mundo, es difícil entender por qué el gobierno ucraniano se niega a condenar la acción de un centro académico de tal magnitud en la capital que publica series enteras de libros y ediciones regulares de diarios con contenido antisemita explícito, según los informes sobre el tema de los últimos cinco años.
Ante las acusaciones, el rector afirmó que los judíos también tienen aspectos negativos, y reivindicó su derecho a investigar sobre “lo negativo en la historia” de la comunidad.
Por último, acusó al movimiento ortodoxo Jabad Lubavitch de estar atados “al extremismo y a las acciones terroristas”.

Fuente: Agencia Judia de Noticias

 Abraham Foxman, presidente de la Liga Antidifamación en Estados Unidos, publicó un artículo periodístico crítico con el mandatario venezolano. Afirmó que existe “una ola creciente de antisemitismo” en el país caribeño

Hugo Chávez “intimida y desacredita” a las instituciones que han prosperado durante años en Venezuela, entre ellas la comunidad judía, que fue especialmente “seleccionada” como blanco de una “ola creciente de antisemitismo” bajo “un régimen cada vez más represivo”.
Así lo aseguró Abraham Foxman, presidente de la Liga Antidifamación en Estados Unidos, que publicó este martes un artículo en el diario norteamericano Washington Post.
Foxman destacó que “repetidamente” Chávez “comparó a Israel con Adolf Hitler y los nazis”, y acusó al gobierno del premier Ehud Olmert de encabezar un “genocidio contra los árabes”.
El presidente venezolano, según Foxman, alineó a su país con otras naciones “y movimientos radicales islámicos que son una amenaza comprobable para Israel y el pueblo judío mundial”, entre ellos el mandatario iraní Mahmud Ahmadinejad y la organización Hezbollah.

“Chávez y sus seguidores han procurado acosar e intimidar la Iglesia católica, los medios de comunicación, estudiantes de universidad, opositores políticos y empresas multinacionales que hacen el negocio en Venezuela. Por eso no sorprende que ataque a los judíos”, agregó Foxman.

Al respecto resaltó los allanamientos policiales realizados tiempo atrás en instituciones representativas judías de Caracas. “Cuando una comunidad es seleccionada e intimidada de este modo, existe el peligro de que xenófobos y antisemitas tengan licencia para extender su odio”, comentó el dirigente de la Liga Antidifamación.
Y finalizó: “La historia nos ha enseñado que cuando un gobierno promueve actitudes intolerantes entre su gente, la democracia y los derechos civiles son puestos en peligro y la sociedad sufre. La gente de Venezuela merece mejor”.

Fuente Agencia Judía de Noticias

Página siguiente »