USA


Muchos de los latinoamericanos no podemos creer, el asombroso desenlace ocurrido en la Cumbre del Grupo de Río, como resultado del conflicto donde estuvieron implicados Colombia, Ecuador y Chávez, digo Chávez porque solo él en su cabeza tomó parte en esta situación como peligro de guerra a Venezuela; tras el bombardeo de Colombia en territorio ecuatoriano, donde se dio muerte al 2do al mando de las FARC, Raúl Reyes.

Como una luz al final del túnel estaba la cumbre del Grupo de Río, no se sabía que esperar de ella, aunque no tuvo buen comienzo y estuvieron caldeados los ánimos, se logró algo inexplicable. Ésta sirvió de catarsis para el presidente Correa de Ecuador y Uribe de Colombia, claro, no podía faltar el presidente Chávez y su gran amigo el presidente Ortega como las manzanas de la discordia. La evolución de la cumbre a medida que entraba la tarde, se sentía como comenzaba a bajar el tono y la tensión.

Después de dar y recibir insultos, los presidentes de Ecuador y Colombia se dijeron mucho de lo que ya habíamos escuchado en las noticias; Ecuador en su derecho reclamaba por la violación de su territorio y Colombia presentaba una y otra vez, pruebas de que en suelo ecuatoriano se gestaba el campamento de las FARC con uno de su mas importantes cabecillas. Se comenta que si el presidente Uribe hubiese comunicado al presidente Correa, la ubicación de dicho campamento antes de ir a la cacería, hubiese puesto en sobre aviso a estos terroristas, “dicen” que por su cercanía a Chávez y a las FARC.

Mucho de lo que vimos en la cumbre, fue un gran teatro para que la prensa, en donde se vio claramente a un Rafael Correa molesto, con sus razones y con una pequeña voluntad de tener la paz nuevamente, un Daniel Ortega repitiendo el parlamento dado por Chávez, aunque luego tuvo que retractarse y reanudar relaciones diplomáticas con Colombia; también hay que mencionar a Cristina Fernández de Kirchner y Evo Morales como actores secundarios, que se apoderaron de las escenas más ridículas del show, asintiendo con la cabeza todo lo que exponía y riendo todas las gracias que el presidente venezolano nos tiene acostumbrados cada vez que tiene un micrófono, lastima que el rey de España no estaba cerca.

Chávez no se imaginó que iba a perder la oportunidad de seguir con la guerra imaginaria, en lo que se dio cuenta de quienes estaban a su lado, y se encontró, a excepción de sus cuatro presidentes aduladores e interesados, con una sociedad latinoamericana, sin la más remota intensión de acompañarlo en su posición. Al ver que todos llamaban a la paz, se congració con su última intervención, nadie le puede quitar al presidente venezolano, lo dotado que está de una gran oratoria; ¿es Chávez un encantador de serpientes o el flautista de Hamelín? Es lo que a veces me hace dudar de su locura, pero de lo que si estoy completamente segura es lo aliviados que nos sentimos los venezolanos y colombianos por este grandioso desenlace.

Pero quién fuera pieza clave en que esto se resolviera de la mejor manera, fue el presidente Leonel Fernández de República Dominicana, que manejó la situación de una manera muy positiva y mediadora, que gracias a eso se logró esta gran hazaña, se lo agradezco de todo corazón y se merece gran parte el crédito.

La Cumbre tuvo como final una sala llena de abrazos, sonrisas, numerosos aplausos y esos apretones de mano, que dejaron perplejos a muchos que estaban a la espera de un conflicto peor, por como Hugo Chávez, que ofreció guerra, que a la llegada a la cumbre insultó hasta más no poder a su homólogo de Colombia, no se podía esperar tanta felicidad. Pero “el Mesías”, “el nuevo Bolívar”, una vez más se vio arrinconado, pero en esta ocasión por el “mafioso”, “lacayo del Imperio”, “el que se convertiría en el Israel de Latinoamérica”, el “maldito cobarde” Álvaro Uribe Vélez, pues se topó con este presidente que cerró la tarde, comportándose a la altura de un gran mandatario, como todo un señor, y que les enseño a todos clases de diplomacia suprema sobre toda esta situación. Chávez se quedó con las ganas de refutarle a Uribe, ya que ignoró por completo todo los insultos que había recibido de su parte y no le quedó más que permanecer callado, creo que tuvo que masticar muchas hojas de coca para contenerse y no seguir poniéndole más leña al fuego.

Sin embargo conociendo al presidente Chávez no me queda sino esperar, ¿como reaccionará luego de que se encuentre a solas analizando esto? ¿Qué planeará? Bueno, para mí y para muchos esta una nueva derrota y muy dramática por cierto, donde se ve un gran y aparatoso desplome en la encuestas de popularidad; últimamente no todo le ha salido bien, la buena racha se le esta acabando, y como dicen por allí, “Mientras más grandes son, mas duro caen”. Ya recogió a sus batallones de la frontera, se reanudaron en Venezuela y en Nicaragua las relaciones diplomáticas, los embajadores ya están regresando a sus lugares. Esto nos hace pensar que los ríos vuelvan a su cause, pero no implica que pueda venir otra tormenta y volverlos a desbordar.

Estamos acostumbrados a que últimamente el Presidente tome decisiones desacertadas e incoherentes, ya saben, no olvidemos estos hechos porque habitúa después de una situación donde no se ve favorecido, a lanzar una cortina de humo, por eso deberán ser agregados rápidamente a su gran currículo de equivocaciones. Tengo fe de que algún día será juzgado y que se hará justicia, porque esa sed de poder, de guerra, de conflicto, los muertos que están en su conciencia, de librar batallas imaginarias de los países que estén ligados a los Estados Unidos, será hallado culpable, ¿eso es lo que lo hace un libertador? ¿un libertador de que? Alguien que no tiene la capacidad de ver las prioridades en nuestro país; es por esto y más lo que nos esta llevando al foso. Es triste ver los esfuerzos que hace y el dinero que regala para crear una imagen de salvador en otros países, y no los utiliza para sacarnos de la miseria en que esta hundiendo el país, desabastecimiento, inseguridad, falta de empleo. ¿Será que nos acostumbramos a que sea oscuridad de la casa y candil en la calle? no lo sigamos permitiendo.

Presidente, usted que se jacta de seguir los pasos del Libertador, interprete este pensamiento y llévelo a la realidad:

La continuación de la autoridad en un mismo individuo frecuentemente ha sido el término de los gobiernos democráticos. Las repetidas elecciones son esenciales en los sistemas populares, porque nada es tan peligroso como dejar permanecer largo tiempo en un mismo ciudadano el poder. El pueblo se acostumbra a obedecerle y él se acostumbra a mandarlo; de donde se origina la usurpación y la tiranía. Un justo celo es la garantía de la libertad republicana, y nuestros ciudadanos deben temer con sobrada justicia que el mismo magistrado, que los ha mandado mucho tiempo, los mande perpetuamente”. Simón Bolívar en el discurso en el Congreso de Angostura. 1819

Anuncios

A punto de cumplir seis décadas de vida, el Estado de Israel se ve en la necesidad de tomar decisiones para hacer frente a nuevos desafíos. Según el autor de este artículo, una política basada en un mayor desarrollo tecnológico, permitirá reforzar los cánones de defensa con los que se mueve el Estado judío, ante el cambio de estrategia de sus enemigos y la posibilidad concreta de que éstos se alcen con armas más efectivas.

En el cúmulo de los incesantes hechos que conmueven sin cesar al Medio Oriente, se ha pasado por alto una fecha emblemática: se han cumplido 60 años de la creación del ejército de Israel por parte de David Ben Gurión, premier de Israel.

Antes de la formación del ejército había cuatro organizaciones paramilitares hebreas: dos oficiales (Haganá y Palmaj) y dos opositoras (Irgún, Leji). Ben Gurión, no sin pocos problemas, decidió ante la inminente invasión árabe al nacido Estado de Israel, que el ejército hebreo debía ser regular y que todas las organizaciones anteriores se fundirían en una sola: Tzahal (nombre formado por las siglas hebreas de “Ejército de Defensa de Israel”).

Desde ese entonces han pasado 60 años e Israel se vió obligada a luchar varias guerras, dos intifadas y participar en miles de pequeños incidentes armados.

La guerra del Líbano del pasado año demostró que Israel y su ejército deben hacer frente a nuevas concepciones estratégicas y tácticas. En los próximos años, si quiere supervivir y conseguir la paz, Israel deberá conformar una fuerza proporcional a la magnitud de las amenazas que enfrenta en un territorio pequeño sin profundidad estratégica. Pasó el tiempo y los esquemas de ese entonces no son válidos hoy. En alguna medida Israel, continua luchando las guerras del pasado aunque todo a su alrededor cambió.


Cambios estratégicos

1) La amenaza militar proveniente del mundo árabe, encabezada por Siria y Egipto, pasó a Irán, que está geográficamente más lejos de Israel; con una cultura islámica intolerante, con armas misilísticas de largo alcance y permanente búsqueda de armas nucleares.

2) Hace 40 años que Israel controla territorios históricamente judíos pero que en la actualidad están habitados por cerca de 3.000.000 de palestinos. Israel proclamó no pocas veces que no tiene intenciones de dominar indefinidamente los mismos. Su dominio es militar más que civil y desde 1993 a 1999 fueron gradualmente transferidos a la Autoridad Nacional Palestina. También es un nuevo desafío el hecho de que Gaza -en manos del Hamas- se separe de la Autoridad Nacional Palestina, luego de la inútil retirada unilateral de Israel en 2005.

3) Desde que las armas misilísticas y balísticas se instalaron en la zona, Israel dejó de tener vanguardia y retaguardia. Todo lugar en Israel puede ser blanco y por ende todo el país es un solo frente con puntos más fuertes o más débiles y que no son fijos.

Los misiles han logrado desplazar a las armas terrestres en su peligrosidad. Hoy es más factible un choque misilístico que uno terrestre, naval o aéreo.

4) Como trasfondo aparece la amenaza nuclear de la cual sólo vemos el comienzo.

5) Independientemente de los ejércitos regulares árabes existen organizaciones semimilitares (Hezbollah, Hamas, Jihad Islámica) y el fortalecimiento de una organización terrorista internacional como Al Qaeda. En el plano político, por un lado, se ve en Medio Oriente la disposición de algunos países árabes a hacer la paz con Israel a cambio de un Estado palestino aunque, paralelamente, crece la deslegitimación de Israel por su política defensiva ante el terrorismo palestino.

Los nuevos desafíos de Israel

El aspecto político en el que los países árabes basaron su oposición a Israel en sus orígenes, fue el nacionalismo. Hoy ese rol lo ocupa el extremismo islámico, que además desgarra al mundo árabe por su rivalidad entre sunnitas y chiítas y por la ambición de Irán de transformar a los estados árabes en un gran califato islámico-medieval.

Esta situación podría generar un conflicto entre “moderados ” (Arabia Saudita, Egipto, Jordania) y extremistas (Irán, Hezbollah, Hamas, Somalía, Sudán). Se trata de una tendencia dado que estas coaliciones ideológicas no se han solidificado, aún.

Para no ser víctima en este conflicto, Israel debe organizarse y recuperar superioridad militar. Es evidente que futuros posibles conflictos militares no se desarrollarán por medio de fuerzas militares clásicas y por ello habría que organizar a la fuerza militar en función de objetivos a cumplir. Somos testigos de una guerra diferente. Si bien hace años el terrorismo acompañaba a la guerra clásica, ahora el terrorismo lleva adelante su guerra con su propia lógica. Es por ello que el ejército israelí debería tener dos comandos: uno para la guerra clásica y otro para el terrorismo. El comando que enfrente al terror debe tener su propia estrategia contrainsurgente, su propio servicio de inteligencia, sus propias armas y conciliar sus acciones con los brazos militares clásicos.

No está claro cuándo Israel podrá abandonar otros territorios y si ello se hará efectivo. Aunque Israel desee hacerlo, en la etapa actual no hay a quien entregarlos por la imposibilidad palestina de tener un comando militar único y unificado. Por el momento Israel no podrá desentenderse de su responsabilidad en los territorios sea por voluntad o por falta de alternativa.

El ejército israelí necesita una nueva concepción tecnológica para erigir un más eficiente sistema armamentístico contra el terror. Israel ya posee conocimientos de robótica que se podrían aplicar a la represión terrorista a distancia. Aún así Israel no tiene suficientes fuerzas humanas. No alcanza con el operador de tecnología a distancia. Para suplir esto Israel debe preparar a una nueva generación de jóvenes tecnologizados. Esta generación existe y está en las mejores universidades israelíes.

Todos estos temas requieren de una evaluación profesional. Pero sin duda, es imprescindible para Israel actualizar su potencial ante los nuevos desafíos. El mundo cambia frente a nuestros ojos y los peligros crecen.

Fuente: Hagshama

pollard1.jpg

Este mes se cumpliran los 23 años desde que Pollard está preso condenado a cadena perpetua.

Durante estos casi 23 años en el mundo se han producido diversas manifestaciones para pedir por su libertad. Pero curiosamente los gobiernos de Israel, por lo menos los últimos, no han sido contundentes en su pedido de liberación a los Estados Unidos.

Según informa elreloj.com: “El Contralor de Estado Mija Lindenstrauss dijo esta mañana que investigará a los últimos gobiernos israelíes por no trabajar para liberar a Jonathan Pollard, el norteamericano nacionalizado israelí que espió para Israel.”

Es por esto que se viene pidiendo por su liberación desde distintos blogs, organizaciones y desde el sitio oficial www.jonathanpollard.org

Hace unos meses atrás se realizó una campaña para pedir y lograr su liberación , estaba pensada para ser intensiva antes del Rosh Hashana pasado, pero tranquilamente se puede insistir para que sea liberado antes de cumplir los 23 años de prisión.

pollarddemoisrael.jpg

 

Daniel de Herut hizo una excelente explicación para los que todavía no conocen la historia de Pollard y todavía no se sumaron al reclamo, mírenlo aquí

AMIA Y DAIA presentes en la manifestación contra Ahmadinejad en Nueva York

 

 

manifest-ny-2.jpg

Especial AJN.- La AMIA con su presidente Luis Grynwald y su secretario general Edgardo Gorenberg, el presidente de la DAIA Aldo Donzis y el presidente de la ADL, liga antidifamación, se hicieron presentes en la Av. 2 y la calle 47 entre los miles de manifestantes que repudiaron la presencia de Mahmud Ahmadinejad en Nueva York.
Mientras cientos de personas se manifestaban contra el Presidente iraní en el campus de la universidad, cerca del barrio neoyorquino de Harlem, dentro del edificio Ahmadinejad dictó una conferencia y respondió una serie de preguntas sobre sus amenazas a Israel, su negación del Holocausto judío y la represión a opositores en el país persa. Pero antes debió escuchar una durísima introducción del presidente de Columbia.
La prensa de Nueva York calificó al presidente iraní de “demonio”, “loco”, “terrorista número 1” y “Hitler iraní”.